La FCA de Reino Unido sancionó al banco Barclays por ocultar operaciones de clientes reconocidos públicamente que podrían estar relacionadas con lavado de activos.