La Fiscalía informó que ocupó seis bienes inmuebles ubicados en Antioquia y Chocó, avaluados en 5 mil millones de pesos, los cuales habrían sido comprados con dinero obtenido a través de acciones fraudulentas en Estados Unidos.

Lea también: Extinción de dominio a bienes dedicados al narcotráfico en Bogotá

Los presuntos estafadores fueron capturados a finales de 2018 en Medellín (Antioquia) y puestos a disposición de la Corte del Distrito de California producto de una solicitud de extradición.

De acuerdo con las investigaciones adelantadas, Alexander Franco Gutiérrez y Eduardo Cartagena Sugrim, de nacionalidad colombiana y canadiense, hicieron creer a cerca de 50 pensionados en el estado de California, Estados Unidos, que eran ganadores de una lotería. Con esta historia, convencían a sus víctimas para que giraran anticipadamente valores para el supuesto pago de impuestos y seguros.

Con esta modalidad de estafa habrían recibido cerca de 1.4 millones de dólares por transferencias que pasaron por cuentas bancarias de Canadá, Reino Unido, entre otros.

Esta suma fue utilizada para la compra de seis inmuebles identificados en una acción conjunta entre la Fiscalía colombiana y el Servicio de Rentas Internas de Estados Unidos (IRS). Los inmuebles fueron objeto de medidas cautelares de suspensión del poder dispositivo, embargo, secuestro y toma de posesión por parte de la Dirección de Extinción del Derecho de Dominio de la Fiscalía, y puestos a disposición de la Sociedad de Activos Especiales (SAE).

De acuerdo con la información divulgada por la Fiscalía General de la Nación, “entre los inmuebles afectados en Antioquia sobresalen un lujoso apartamento – oficina con piscina privada, dos parqueaderos y depósito – ubicado en el sector de El Poblado, en Medellín, cuyo valor superaría los 2.500 millones de pesos; y una casa quinta con su respectivo lote en la vereda Peñolsito, en Copacabana”.

Lea también: ¿Qué dijo la evaluación del FMI sobre la extinción de dominio?