El Banco Central de Irlanda anunció este miércoles que multó a Allied Irish Banks Plc (AIB), uno de los cuatro prestamistas comerciales más grandes del país, con un total de  2,27 millones de euros por «fallos significativos» en la prevención del lavado de dinero y la financiación del terrorismo.

El Banco Central encontró que, entre 2010 y 2014, AIB no informó inmediatamente a  la policía y a las autoridades fiscales a cerca de 211 transacciones sospechosas encontradas.

AIB tampoco pudo demostrar que 573.000 clientes, que habían mantenido cuentas desde antes de 1995, hubieran proporcionado una prueba de dirección e identificación.

En particular, la unidad anti-lavado de dinero de AIB tomó más de 18 meses para hacer frente a su acumulación de alertas pendientes, que en un momento se situó en más de 4.200.

AIB es uno de los bancos más grandes de Irlanda con 206 sucursales y aproximadamente 2,6 millones de clientes. El Director de Ejecución del Banco Central, Derville Rowland, dijo que «es preocupante que no se hayan aplicado recursos suficientes para investigar rápidamente una acumulación sustancial de alertas de actividad potencialmente sospechosa».

En total, el Banco Central encontró que AIB había violado las leyes de cumplimiento seis veces. «Esta es la segunda medida de aplicación adoptada, en los últimos seis meses, por el Banco Central, contra un banco por debilidades inaceptables en su marco de lucha contra el lavado de dinero», dijo Rowland.

(Nota agregada de OCCRP)