La apertura del evento más importante en torno a la prevención del lavado de activos y el financiamiento del terrorismo en Colombia estuvo a cargo de María Mercedes Cuellar, presidente de ASOBANCARIA, Gerardo Hernández, superintendente Financiero y Farid Samir Benavides, viceministro de Política criminal y Justicia Restaurativa.


 

Las observaciones de ASOBANCARIA

El discurso de instalación de la presidente de ASOBANCARIA, María Mercedes Cuellar, consistió en reflexiones y propuestas alrededor de la problemática que el LA/FT representa para el sistema financiero colombiano. Uno de los puntos importantes fue la solicitud al Estado colombiano para que le dé claridad a la definición de la financiación del terrorismo, ya que si se desconocen los pormenores de ese delito, será imposible combatirlo de forma efectiva.

En otro sentido indicó que el 4×1000 es ‘‘un impuesto antitécnico’’, ya que promueve el lavado al incentivar la circulación de dinero en efectivo.

Cuellar también afirmó que la prevención del LA/FT debe implementarse en el sector real, ya que según un estudio de la Unidad de Información y Análisis Financiero (UIAF) el 80% de las tipologías identificadas se ubican allí.

La dirigente gremial mostró de igual manera su preocupación por los riesgos que para el sector financiero representan  las sociedades por acciones simplificadas (SAS), las uniones temporales, las organizaciones sin ánimo de lucro y las alianzas público-privadas. Por ejemplo, al referirse a las SAS expresó que al no tener la obligación de tener una junta directiva y una revisoría fiscal pueden acceder al sistema financiero sin que se puedan implementar mayores controles.

Ante lo anterior, propuso que el sector financiero establezca sus estrategias en cuatro frentes:

 

  • Adopción de estándares internacionales: entendiendo que se deben aplicar los controles LA/FT de manera estricta tanto en países consumidores de droga como en productores.
  • Fortalecer el aparato judicial: se debe capacitar de mejor manera a los miembros de Policía Judicial y Fiscalía, ya que los resultados en extinción de dominio –por ejemplo– no son los más adecuados.
  • Articulación entre el sector público y privado: es necesario que se establezcan los límites entre uno y otro para que no traspasen sus funciones.
  • Transformación del enfoque de lucha contra el LAFT: se debe promover la regularización en sectores que podrían ser foco de LA/FT. En este punto, ASOBANCARIA destacó que la UIAF se encuentre diseñando un mapa de riesgo del país.

 

Recomendaciones del Superfinanciero

El superintendente Financiero, Gerardo Hernández, comenzó su intervención hablando de las noticias recientes que tienen en común las sanciones e investigaciones a grandes bancos por descuido en sus controles de prevención del lavado de activos. Al respecto reconoció que »al comienzo pensé que se trataba de una estrategia promocional para este congreso. No podía creer que hubiese tantos casos».

El Supervisor recomendó a los funcionarios de las unidades de cumplimiento leer el reporte completo del Subcomité de Investigaciones del Senado de EE.UU. sobre las fallas en los controles antilavado del HSBC porque es un »documento muy completo y bien hecho que describe de forma exacta las fallas en las que incurrió esa entidad financiera». Sobre ese mismo tópico señaló que le »genera mucha preocupación» que esas operaciones irregulares que permitieron el lavado no tuvieran mayor complejidad, »fueron muy simples y con esas situaciones se encuentran los oficiales de cumplimiento muy frecuentemente». Por esa razón recomendó atención constante.

En torno a la lucha contra el lavado de activos, el Superintendente señaló que la estrategia debe ‘‘tener una acción coordinada’’ para garantizar resultados. Consecuentemente debe existir:

  • Un adecuado marco legal
  • Un adecuado marco institucional y de justicia
  • Una adecuada inteligencia financiera (UIAF y Superfinanciera fortalecidas)

Hernández también recordó que el lavado de activos y la financiación del terrorismo puede afectar directamente la actividad económica. Aquí observó que Colombia y los demás países se exponen a la pérdida de acceso al financiamiento internacional, desestabilización en los flujos de capital y efectos adversos en el crecimiento económico.

Por último, el Superintendente le envió un mensaje a las juntas directivas de las entidades, al apuntar que »su rol es importante en la definición de políticas en materia de administración del riesgo LAFT». »Las unidades de cumplimiento deben contar con los recursos humanos y técnicos para mantener en funcionamiento el SARLAFT».

 

Minería ilegal: delito fuente del LA

El viceministro de Política Criminal y Justicia Restaurativa, Farid Samir Benavides, reconoció que para combatir el lavado de activos y la financiación del terrorismo no basta con la represión, por lo cual el Ministerio de la justicia y del Derecho reactivará las campañas de prevención a través de varios mecanismos, entre estos las redes sociales.

El gran anuncio de la jornada fue que el Gobierno Nacional se encuentra estudiando un borrador de Proyecto de ley que busca incluir la minería ilegal como delito fuente del LA, dado el enorme movimiento de dinero que por allí se realiza.

Por último, el alto funcionario indicó que el Ministerio de Justicia también se encuentra trabajando con la Unidad de Información y Análisis Financiero (UIAF) y la Universidad del Rosario para dar a conocer un estudio de riesgo que presente las amenazas que representan los diferentes delitos fuentes del LAFT