La Oficina de las naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC por su sigla en inglés) presentó el informe de cultivos de coca en Colombia durante 2011. El documento revela un incremento del 3.1% en el área total sembrada.

 


 

El reporte, que cubre todo el país y ha detectado cultivos de coca en 23 de los 32 departamentos, en el año 2010 señaló que el total de hectáreas cultivadas con coca fue de 62 mil, mientras que el estudio dado a conocer el pasado miércoles 25 de julio con respecto a 2011 indica que la cifra aumentó a 64 mil.

El documento también revela que las plantaciones han disminuido en 14 de los 23 departamentos afectados, sin embargo preocupa que los cultivos muestren una gran concentración (63%) en Nariño, Putumayo, Guaviare y Cauca.

 

Caquetá y Putumayo: mayor incremento

En el departamento de Caquetá las hectáreas cultivadas pasaron de 2.578 en 2010 a 3.327 en 2011. A su turno, en Putumayo hubo 9.951 hectáreas el año anterior, más del doble de las 4.785 reportadas en 2010. UNODC señaló en este sentido que el alza en las cifras de Putumayo es la más alta de los últimos siete años.

El dato más preocupante alrededor de esto fue 10 municipios del país tienen el 35% del total del área cultivada. Entre estos se encuentran Tumaco (Nariño), Cumaribo (Vichada), Puerto Leguízamo (Putumayo) y San José del Guaviare (Guaviare).

Gráfico: UNODC

 

De igual manera se conoció que hubo crecimiento en los cultivos de Nariño (8%), Guaviare (20%), Norte de Santander (85%) y Valle del Cauca (48%). Mientras que se mantuvieron estables en Cauca, Meta y Caldas.

 

Reducción en el 46% del país

En contraste con lo ocurrido en Caquetá, Putumayo y los demás departamentos, hubo 14 en los que ocurrió una marcada disminución en el número de hectáreas cultivadas con coca.

  • Antioquia (42%). Pasó de 5.350 hectáreas en 2010 a 3.104 en 2011.
  • Chocó (21%). Pasó de 3.858 hectáreas en 2010 a 2.511 en 2011.
  • Vichada (17%). Pasó de 2.743 hectáreas en 2010 a 2.264 en 2011.
  • Bolívar (34%). Pasó de 3.324 hectáreas en 2010 a 2.207 en 2011.
  • Córdoba (72%). Pasó de 3.889 hectáreas en 2010 a 1.088 en 2011.

Los demás departamentos donde se presentaron reducciones fueron Santander, Guainía, Vaupés, Arauca, Amazonas, Boyacá, Magdalena, Cundinamarca y Guajira.

 

Producción de pasta y base de coca

El informe apunta hacia que –en promedio– el 56% de los productores de hoja de coca la venden a intermediarios y varios reportes de UNODC indican que ‘‘la hoja de coca se está procesando por parte de narcotraficantes o miembros de grupos armados ilegales) para obtener base de cocaína o base reoxidada y lograr un producto más homogéneo y de mejor calidad’’.

Así como el 56% de los productores vende la coca, el 27% la procesa para obtener pasta básica y el 17% restante fabrica con ésta base de cocaína.

Aldo Lale-Demoz, representante de UNODC para Colombia

 

Lo que dicen las autoridades

El director de la Policía Antinarcóticos, brigadier general Luís Humberto Pérez, afirmó que las autoridades reciben ‘‘con gran agrado’’ el informe de UNODC, al tiempo que destacó el ‘‘gran trabajo que viene realizando esa oficina para luchar contra la droga’’ en Colombia.

Sobre el aumento de los cultivos en varios departamentos, dijo que se debe en gran parte a que éstos se ubican en resguardos indígenas del sur del país, sitios a los que la autoridad no puede acceder sin previos permisos de la comunidad. Pese a lo anterior, reiteró que la Policía seguirá combatiendo de manera vehemente el flagelo de los cultivos ilícitos.

Por su parte, uno de los asesores de UNODC –y quien intervino durante el evento– mostró su preocupación por lo que podría ser una ‘‘señal de alerta’’ alrededor del posible retroceso en la tendencia descendiente de los años recientes y la concentración de cultivos en departamentos del sur del país.

 

Posible falta de eficacia en la estrategia

Según UNODC, el total de hectáreas erradicadas en 2011 decreció cerca de 200% en relación a 2008, ya que el año anterior fueron arrancadas las hojas de coca de 34.170 hectáreas, mientras que en 2008 se alcanzaron 95.731.

Finalmente, se informó que la aspersión aérea ‘‘se mantuvo en niveles similares a los de 2010’’, alcanzando a fumigar 103.302 hectáreas en 2011, en comparación a las 101.940 de 2010.