Banamex USA (BUSA), una institución financiera con sede en Los Ángeles, California, y filial de Citigroup Inc., acordó perder 97,44 millones de dólares y firmó un acuerdo llamado non-prosecution agreemen (NPA, por sus siglas en inglés) para resolver una investigación sobre las violaciones de la Ley de Secreto Bancario (BSA) de BUSA.

El Procurador General Adjunto Kenneth A. Blanco, de la División Criminal del Departamento de Justicia, anunció que en el acuerdo con el Departamento de Justicia, BUSA admitió haber cometido infracciones penales al no haber mantenido un programa de cumplimiento contra el blanqueo de capitales con políticas, procedimientos y controles apropiados para protegerse contra el lavado de dinero y no reportar operaciones sospechosas(ROS).

Según las admisiones contenidas en el NPA y la declaración de hechos, BUSA procesó más de 30 millones de remesas a México con un valor total de más de $ 8,800 millones desde 2007 hasta 2012.

Durante el mismo período, el sistema de monitoreo de BUSA emitió más de 18,000 alertas que involucraron más de $ 142 millones en transacciones de remesas potencialmente sospechosas. BUSA, sin embargo, realizó menos de 10 investigaciones y presentó sólo nueve ROS en relación con estas 18.000 alertas más, sin registrar ROS en transacciones de remesas entre 2010 y 2012.

BUSA ​​también admitió que, durante varios años, debió haber mejorado su monitoreo de las remesas de MSB, pero no lo hizo. BUSA ​​empleó un sistema de monitoreo de transacciones limitado y manual, ejecutando sólo dos escenarios para identificar las actividades sospechosas en los millones de transacciones de remesas que procesó.

Estos dos escenarios produjeron informes en papel que estaban destinados a ser revisados ​​a mano por los dos empleados asignados para realizar las funciones de BSA del banco, además de las responsabilidades que no requieren BSA. A medida que BUSA comenzó a expandir su negocio de procesamiento de remesas en 2006, BUSA comprendió la necesidad de mejorar sus esfuerzos contra el lavado de dinero, pero no logró hacer las mejoras necesarias a sus controles de monitoreo de transacciones ni agregar recursos de personal.

En julio de 2015, en un asunto relacionado, la Corporación Federal de Seguros de Depósitos (FDIC) y el Departamento de Supervisión de Negocios de California ordenaron a BUSA pagar una multa de $ 140 millones para resolver las investigaciones regulatorias separadas de BSA.

Así, las multas combinadas pagadas por BUSA asociadas con las investigaciones criminales y regulatorias de sus violaciones de cumplimiento de BSA ascendieron a $ 237.44 millones aproximadamente.

En marzo de 2017, la FDIC también anunció acciones de aplicación relacionadas con cuatro ex ejecutivos senior de BUSA relacionados con las violaciones de la BUS por parte de la BSA. Como parte de esas acciones, dos ejecutivos fueron multados y se les prohibio trabajar en instituciones financieras en el futuro.

Además, de conformidad con el PNA, BUSA y Citigroup acordaron cooperar plenamente en esta investigación y en cualquier otra investigación del Departamento de Justicia relacionada con violaciones de los estatutos de BSA y del lavado de dinero federal y  reportar al Departamento de Justicia, por un período de un año, cualquier evidencia o alegación de violaciones de las leyes de BSA o lavado de dinero.

Citigroup acordó además informar al Departamento de Justicia sobre la implementación de medidas de cumplimiento para mejorar la supervisión del cumplimiento de BSA de sus subsidiarias.

Para conocer más sobre este acuerdo haga click en el siguiente link: 

https://www.justice.gov/opa/pr/banamex-usa-agrees-forfeit-97-million-connection-bank-secrecy-act-violations