Debido a los recientes escándalos en materia ética del sector de la salud, así como la expedición de la Ley 1949 de 2019, que fortalece el papel de la Superintendencia Nacional de Salud y endurece las sanciones, Infolaft consultó la opinión de una experta sobre los desafíos éticos que enfrenta este sector.

La Dra. Elena Rey Lozano es médica y bióloga, y cuenta con posgrados en bioética. Ha pertenecidos a varios comités de ética en temas de investigación y actualmente es miembro del Tribunal Externo de Ética del sector farmacéutico de investigación y desarrollo.

También le puede interesar: Aumentan los montos de sanciones en el sector salud

 

Infolaft

¿En Colombia, hay compliance en el sector salud?

Elena Rey

Las empresas del sector salud, hospitales, aseguradoras y proveedores de tecnología médica están muy interesados en seguir las mejores prácticas empresariales y los asuntos de transparencia. El sector ha permanecido en “crisis” y lo que más le afecta es la pérdida de confianza por parte de la sociedad. Debemos preguntarnos: ¿hasta qué punto los ciudadanos conocen la gestión realizada y si el comportamiento de las instituciones es ético o no? Los mecanismos conocidos internacionalmente como compliance buscan mejorar las prácticas en todos los ámbitos, empezando por un cumplimiento de lo legal y regulatorio, que es la base de toda relación y apuntándole a los estándares más altos posibles. Más allá de un cumplimiento o conformidad con las leyes y regulaciones en Colombia, las empresas quieren distinguirse por su total compromiso con lo que se espera de ellas, y en lo ético, ser reconocidas por su impecable gestión, dando respuesta a las necesidades de salud de la población y su responsabilidad social.

En los últimos años las empresas se han volcado al compliance, especialmente aquellas que tienen una mayor regulación internacional; es el caso de las compañías farmacéuticas de investigación y desarrollo. También hay interés por parte de las entidades aseguradoras y de las prestadoras de servicios de salud.

 

Infolaft

¿Cómo es el caso de la industria farmacéutica?

ER

Quizás el caso que más se conoce es el de la industria farmacéutica que hace aproximadamente cinco años decidió por consenso adoptar un mecanismo de autorregulación de sus prácticas frente a los demás actores del sector salud y especialmente frente a los médicos. Es bien conocida la relación tan estrecha que históricamente ha existido entre los productores de medicamentos de síntesis y biológicos y los médicos que prescriben estas antiguas y nuevas tecnologías. Se ha acusado a la industria de promover sus productos de manera no tan ética, cruzando en algunos casos la línea de lo que se considera netamente educación continua de los profesionales de la salud. Atrás quedaron las invitaciones lujosas, los bonos por favorecer un producto sobre otro, etc.

Un grupo de laboratorios se han puesto de acuerdo para regular todas las prácticas a través de códigos de ética y manuales de ética y cumplimiento. Es el caso de los códigos de ética de AFIDRO (Asociación de laboratorios de investigación) y del código de ética de la ANDI (Asociación Nacional de Industriales).

La idea de contar con un Tribunal de Ética viene de estos modelos que vienen funcionando en otros países, con fuerte presión de la sociedad civil que defiende el derecho a la salud.

 

Infolaft

¿Existen experiencias similares en otros países?

ER

En esta materia podríamos mencionar el caso de España y Farmaindustria que lleva muchos años trabajando en estos temas para promover una cultura de lo ético, que por supuesto parte de lo legal y de la regulación española en términos de promoción de medicamentos y relaciones con el sistema de salud. Este país cuenta con un Código de Buenas Prácticas actualizado y desde los años noventa con un Jurado de autocontrol, que es un mecanismo de autorregulación de la publicidad.

Otros países europeos cuentan con estos estándares elevados que requieren de una supervisión permanente por parte de los entes de regulación.

 

Infolaft

¿En Colombia, necesitamos más mecanismos de transparencia?

ER

Tenemos mucho trabajo en este tema para que sean todas las empresas del sector, los profesionales de la salud y los pacientes o usuarios del sistema los que reclamen una mayor transparencia, para saber cómo se invierten los recursos –limitados– y cómo se toman las decisiones en salud. El gobierno y los entes de regulación deben actualizar permanentemente los marcos regulatorios y darlos a conocer al público para que se tengan las herramientas para controlar el flujo de dinero y la prestación de servicios con la calidad esperada por el bien de la salud de los colombianos.

A mediados del año pasado el Ministerio de salud y Protección social expidió una resolución (Resolución 2881 de 2018) que contempla la regulación de las transferencias de valor entre los diferentes actores; se trata de un registro de transacciones entre la industria farmacéutica y de tecnologías en salud. Hace referencia al intercambio de dinero o en especie de bienes o servicios entre los que deberán reportar y los receptores. Este mecanismo empezará a funcionar a finales del 2019.

 

Infolaft

¿Cuáles son las amenazas éticas para las empresas del sector de la salud en Colombia?

ER

 

El sector salud es altamente complejo porque para prestar un servicio depende de múltiples organizaciones que suelen estar poco articuladas. Esto genera múltiples riesgos especialmente en lo financiero, porque es intrincado el flujo de recursos entre el estado, las aseguradoras, los prestadores y los múltiples proveedores. Todos los días se conocen nuevos hechos de corrupción que involucran a los diferentes actores y que minan la confianza de los colombianos en las instituciones de salud. Se observa lo que podríamos denominar laxitud moral en algunos agentes del sistema a la hora de cuidar los recursos que invertimos como sociedad.

 

 

Infolaft

¿Qué recomendaciones le daría a las personas que se encargan del compliance en las empresas de la salud de Colombia?

ER

Prepararse muy bien conociendo los mecanismos de control de cumplimiento que se han venido implementado internacionalmente. Un gran desafío en material de salud es el manejo de la información de los pacientes o usuarios del sistema. La seguridad de datos personales y respetar la privacidad de las personas es un asunto ético primordial en esta era de transformación digital que vivimos.

También le puede interesar: La corrupción interna en el caso Saludcoop