Un juzgado de Cali condenó a tres individuos por prestar sus nombres para adquirir activos con recursos provenientes del frente 30 de las Farc.