El pasado sábado, Caracol Radio informó que el Representante a la Cámara del Centro Democrátivo Samuel Hoyos denunció que algunos exintegrantes de la guerrilla de las Farc, hoy miembros de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, estarían lavando activos en su poder a través de diversos negocios diversos, como la adquisición de bombas de gasolina.

Según la emisora, Hoyos señaló que ha conocido dos denuncias de empresarios propietarios de estaciones de servicio de gasolina en los que aparecen inversionistas, que al parecer serían testaferros de las Farc, para comprar de contando dichas estaciones y, así, tener una fachada para lavar dinero.

Samuel Hoyos también señaló que dado que la venta de combustible facilita el lavado de activos y que estamos entrando en un proceso electoral, le corresponde a las autoridades investigar cuáles son las fuentes de financiación del movimiento político de las Farc para evitar que dineros ilícitos financien la campaña. A pesar de la denuncia, el representante prefirió no dar nombres ni detalles adicionales porque las personas que conocieron los hechos temen represalias por sus declaraciones.