Ante el auge de la comercialización de Bitcoin en Colombia y en el resto del mundo, Infolaft se dio a la tarea de hacer una compra de esta moneda virtual para establecer si los vendedores realizan controles para conocer a sus clientes.

Conocimiento del cliente: definición
La Superintendencia Financiera de Colombia define que los sistemas de administración de riesgo de lavado de activos y financiación del terrorismo (Sarlaft) deben contar con procedimientos para obtener “un conocimiento efectivo, eficiente y oportuno de todos los clientes actuales y potenciales, así como para verificar la información y los soportes de la misma”.

Así mismo, el Sarlaft señala que las entidades financieras no pueden iniciar relaciones contractuales o legales con sus clientes potenciales mientras estos no hayan atendido una entrevista, diligenciado en su totalidad los formularios de vinculación, y entregado los soportes de la información.

Estas exigencias estás contenidas dentro del numeral 4.2.2.2.1 del Sarlaft, el cual hace referencia al proceso de conocimiento del cliente, quizá la piedra angular de los sistemas de prevención del LA/FT.

Exigencias similares aplican para las entidades vigiladas por la Superintendencia de Sociedades, la Superintendencia Nacional de Salud y la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (Dian), entre otras.

Los canales de pago para comprar y vender Bitcoin
Lo primero que se debe decir es que en la actualidad a nivel mundial hay múltiples maneras para comprar y vender Bitcoin. No obstante, todavía son limitadas las opciones que tienen las personas desde Colombia.

Tal vez la manera más rápida y fácil para hacerse a una Bitcoin –o a una fracción de esta– se encuentra en el portal web localbitcoin.com. Allí se le exige a los compradores crear una cuenta para acceder a un mercado en el que la moneda virtual se negocia directamente con otros usuarios.

También le puede interesar: introducción al mundo de las monedas virtuales

Hay que decir que localbitcoin.com permite tanto la compra/venta virtual de Bitcoin como la compra/venta en efectivo en diferentes lugares de Colombia. Para efectos de este artículo nos enfocaremos en las transacciones virtuales.

La compra y/o venta de Bitcoin se puede realizar en pesos colombianos, los cuales se pueden transferir desde cuentas bancarias a través de las sucursales virtuales de los bancos o de la plataforma PSE. La mayoría de vendedores y compradores en línea solicitan el pago en cuentas de dos reconocidas entidades bancarias, o por medio de giros.

Es decir, muchas de las compras y ventas virtuales de Bitcoin se realizan a través del sistema financiero de Colombia.

También le puede interesar: Superfinanciera alerta sobre riesgos del Bitcoin

El conocimiento del cliente en la compra y venta de Bitcoin
En localbitcoin.com, al igual que en otros mercados virtuales, la reputación de los usuarios es un elemento fundamental.

Todos los usuarios que transan la moneda virtual pueden calificar la experiencia de compra o venta vivida con otro usuario y con base en eso obtienen un puntaje que mide su credibilidad y seriedad en las operaciones. Esa calificación, como no, puede ser observada por los potenciales compradores.

Muchos de los vendedores tienen sus usuarios desde hace más de dos años (algunos los tienen desde hace cinco años), poseen calificaciones de efectividad del 100 % y han realizado más de 500 operaciones.

También le puede interesar: factores de riesgo LA/FT en nuevos medios de pago

De ahí que muchos vendedores experimentados tengan prevenciones al momento de negociar con usuarios novatos. De hecho, el portal web le sugiere a los compradores leer los términos de comercio fijados por cada vendedor y asegurarse de cumplirlos en su totalidad.

Por ejemplo, un vendedor solicita la siguiente información y hace estas aclaraciones a los compradores nuevos:

Enviar foto selfie con cédula en mano.
Pantallazo de la cuenta donde se vea nombre y número de cuenta.
El comprador debe ser el titular y coincidir con los datos de localbitcoin.com.
No se aceptan transferencias de terceros.
Si está de acuerdo proceda, si no es mejor no ofertar. Se evitará perder el tiempo y una mala calificación.

Esta misma solicitud de datos y de información la hacen la mayoría de vendedores en la primera transacción. No obstante, esos controles dejan de realizarse después de la tercera o cuarta compra.

Ahora bien, ¿cómo se inicia una transacción de este tipo?

Es relativamente sencillo. El usuario comprador solicita a un usuario vendedor una determinada cantidad de Bitcoin con pesos colombianos (por ejemplo, dice que quiere comprar 200 000 pesos en Bitcoin). Dicha solicitud se debe realizar a través de un chat habilitado por localbitcoin.com.

Allí en el chat se definen los términos de la negociación. Luego, el usuario comprador hace el pago por el canal previsto –recordemos que los más comunes son las transferencias bancarias, pagos por PSE o giros– y cuando el vendedor valida el ingreso del dinero, procede a liberar los Bitcoin hacia la cuenta del usuario comprador.

En consecuencia, es claro que los vendedores de Bitcoin –que de nuevo, usan el sistema financiero para hacer sus operaciones– solicitan algo de documentos e información a los compradores. No obstante, es difícil determinar si lo hacen para prevenir operaciones ilícitas o simplemente para tener un repositorio de sus clientes.