La Dijín informó esta mañana por medio de un comunicado de la captura de nueve integrantes de la organización delincuencial conocida como ‘los Cubillos’, luego de realizar millonarios desfalcos en los municipios de Facatativá y Mosquera a través de transferencias no consentidas.

 

De acuerdo con investigadores adscritos al Centro Cibernético Policial (CCP) los capturados defraudaron a la empresa 472 Servicios Postales Nacionales durante los meses de noviembre y diciembre de 2013, y en enero y febrero de 2014 por un valor de $425 millones de pesos.

La modalidad utilizada, según la Dijín, consistía en ‘‘la realización de transferencias ficticias mediante la utilización de datafonos de Redeban instalados en sucursales bancarias y con la complicidad con funcionarios de 472 en los municipios de Facatativá y Mosquera’’.

El dinero, agrega  el comunicado, era girado a cuentas bancarias creadas por los integrantes de la organización, los cuales lo retiraban de manera a través de cajeros electrónicos. Otra manera de apropiarse del dinero era a través del pago de servicios públicos.

La Dijín también revelo que a través del corresponsal bancario de 472 en Facatativá se realizaron 26 operaciones de consignación por valor aproximado de quinientos millones de pesos a siete cuentas que están plenamente identificadas. ‘‘Al verificar los movimientos transaccionales de los Puntos de Servicios Postales Nacionales 472, se estableció que los depósitos se realizaron siempre a las mismas cuentas receptoras de los recursos y que a través de otros canales como cajeros automáticos, se retiró el dinero de las aludidas cuentas’’, sostiene el informe.

Adicionalmente se identificó otro punto de servicio en Mosquera que registraba un comportamiento similar. La Dijín observa que ‘‘analizada la información efectivamente se dio un fraude en el cual se utilizó el cupo de operaciones de corresponsalía, con el fin de realizar depósitos o consignaciones a cuentas corrientes y de ahorros, para luego de ello retirar los recursos utilizando otros medios’’.

Quizá lo más interesante es que estas transacciones se realizaron entre las 6:05 am y las 7:00 am y entre las 12:00 m y la 1:00 pm, fuera del horario establecido para la atención de los puntos de servicio.

 

Modalidad delictiva

De acuerdo con la Dijín, los funcionarios aprovechaban las vulnerabilidades existentes en los sistemas de seguridad físicas de los corresponsales bancarios y en horario extemporáneo realizaban de manera fraudulenta, y por fuera de lo acordado desde los datáfonos de las corresponsalías bancarias, transacciones ficticias de dinero a cuentas de ahorro y corrientes, donde lograron apoderarse de la millonaria suma de dinero.

Finalmente la Dijín informó que ‘‘para cometer el ilícito la organización distribuía sus funciones entre administradores de puntos de venta, funcionaros de 472, reclutadores y cuentahabientes y/o bodegueros’’.