La Cámara de Comercio Internacional (ICC) publicó un documento que contiene recomendaciones para que las empresas monitoreen y regulen detalladamente los conflictos de intereses reales o potenciales en sus directores, funcionarios, empleados, agentes y representantes.

 

Este artículo fue elaborado por Infolaft con base en la experiencia adquirida, luego de diez años de prestar el servicio de listas restrictivas y de consultoría Sarlaft y Sagrlaft a cerca de 200 empresas del sector financiero, sector real, sector cooperativo, sector salud y de comercio exterior en Colombia y en varios países de Latinoamérica.

 

Las denominadas Pautas de la ICC sobre Conflictos de Interés en las Empresas parten de la base que los conflictos de intereses pueden no ser ilegales per sé, pero que también pueden conducir a la corrupción, por ejemplo, cuando alguien usa su autoridad oficial para beneficiarse a sí mismo, a un familiar o amigo.

Asimismo, la ICC aclara que estas pautas son una herramienta práctica con enfoque principal en el sector privado, aunque también pueden ser aplicadas, con los ajustes adecuados, por parte de todas las organizaciones en cualquier sector y de cualquier tamaño ya sean con fines de lucro o sin ellos.

Al haber sigo reconocidas y sistematizadas por la ICC, estas pautas para mitigar los conflictos de interés se convierten en mejores prácticas que deberían ser introducidas a los manuales de ética empresarial en el marco de los sistemas de cumplimiento de ética empresarial.

Lea también: 30 señales de alerta sobre corrupción

 

Algunas de las pautas

 

“Cualquier asociado se debe abstener de votar, debatir o participar en cualquier proceso de toma de decisiones o actividades donde exista o pueda surgir un conflicto de intereses”, señala la ICC en su documento, para luego comentar que, frente a casos de conflicto, las decisiones que se pueden tomar son las siguientes:

  • Evitación: evitar realizar una acción. Por ejemplo, un conflicto de intereses o un posible conflicto de intereses puede evitarse renunciando a un rol en una empresa competidora o vendiendo una participación accionaria. en un proveedor.
  • Divulgación: divulgar el conflicto. Si todas las partes involucradas conocen un conflicto de intereses sin que ninguna de ellas manifieste inconformidad, es posible que la relación continúe.
  • Crear pautas especiales: dependiendo de cada caso se puede plantar un catálogo de lineamientos que permita tanto continuar con la relación como mitigar los efectos y consecuencias del conflicto.
  • Rechazo: la no realización de una acción puede evitar conflictos de interés, por ejemplo rechazando un regalo.

 

Aunque el cumplimiento de la política es responsabilidad de cada persona vinculada a la empresa, la acción apropiada debe ser decidida por la máxima instancia corporativa o el Oficial de Cumplimiento.

 

Elementos clave recomendados para una política escrita

Objetivo: la prevención de conflictos de interés es el objetivo general de estas pautas. Cada organización debe consignar objetivos específicos.

Alcance: ¿a quién es aplicable? Idealmente debe vincular a todos los directores, funcionarios, gerentes, empleados, agentes, representantes y asociados de la empresa

Definiciones: incluir definiciones claras que no den lugar a zonas grises.

Disposiciones: sobre la base del irrestricto cumplimiento de las leyes y regulaciones aplicables, además de las regulaciones internas, cada empresa debe crear un conjunto de disposiciones que regulen los conflictos de interés. Algunas de ellas pueden ser:

 

  • Todas las decisiones y acciones se tomarán en el mejor interés de la empresa
  • Ni los asociados ni ningún colaborador tomarán para sí mismos o terceros vinculados ninguna oportunidad de negocios que pertenezca a la empresa
  • Los asociados y colaboradores deberán revelar inmediatamente cualquier conflicto de interés
  • Los asociados y colaboradores se abstendrán o se retirarán de los procesos o actividades de debate, votación u otros procesos de toma de decisiones cuando exista o pueda surgir un conflicto de interés.
  • La alta dirección debe liderar con el ejemplo y brindar orientación sobre los conflictos de interés.
  • Los solicitantes de empleo y los funcionarios recién contratados o designados divulgarán cualquier conflicto de intereses durante el proceso de contratación o nombramiento

 

La ICC es la organización empresarial más grande del mundo con una red de más de 6 millones de miembros en 135 países. Trabaja para promover el comercio internacional, la conducta empresarial responsable y un enfoque globalizado de la regulación a través de una combinación de actividades de promoción y desarrollo de estándares corporativos y del mercado.

 

Lea también: ‘Ruta Futuro’: la nueva política antidrogas de Colombia