La Policía Nacional de Colombia dio de baja a alias Boris, quien fue identificado como el mayor proveedor de recursos para la organización criminal conocida como el Clan Úsuga provenientes del envío de cocaína al extranjero, de extorsiones y de sicariato.