La Autoridad Reguladora de la Industria Financiera de Estados Unidos (Finra) impuso a Morgan Stanley Morgan una multa de USD 10 millones por deficiencias en su sistema antilavado de activos y contra la financiación del terrorismo, entre ellas la imposibilidad de procesar información clave para la prevención de estos riesgos.

 

Según Finra, entre las deficiencias más críticas está que el sistema de vigilancia automatizado de la empresa no recibió datos relevantes, como la información sobre las transferencias desde y hacia jurisdicciones de alto riesgo de lavado de dinero. Este problema, que según la autoridad lleva al menos cinco años, conllevó a que los analistas de la empresa cerraran análisis de transferencias bancaria sospechosas sin el pleno de la información requerida para tener un proceso completamente informado.

Finalmente, de acuerdo con Finra, el área de cumplimiento anitlavado de Morgan Stanley no monitoreaba razonablemente las operaciones que los clientes realizaban sobre acciones valoradas en un centavo de dólar (vehículo de alto riesgo de lavado). Esta omisión le representó a la firma la recepción de aproximadamente 2.700 millones de estas acciones que dieron como resultado ventas por un total aproximado de USD 164 millones.

«Finra encontró que Morgan Stanley no estableció ni mantuvo un sistema de supervisión razonablemente diseñado para cumplir con la Sección 5 de la Ley de Valores de 1933, que prohíbe la oferta o venta de valores no registrados. En particular, Morgan Stanley dividió la responsabilidad de examinar los depósitos y las ventas de penny stock [acciones a precio de centavo] de sus clientes entre varias áreas sin una coordinación razonable entre ellos», señaló la autoridad.

Morgan Stanley es una entidad financiera estadounidense que desarrolla su actividad como banco de inversiones y agente de bolsa. Su sede central se encuentra en Nueva York, Estados Unidos.

La Financial Industry Regulatory Authority, Inc (Finra), por sus siglas en inglés) es una organización sin ánimo de lucro de autorregulación encargada de gobernar y gestionar la actividad entre brokers, dealers y el público inversor. Finra es supervisado por la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC). En su ejercicio, emite normatividad y la hace cumplir.

 

Lea también: Los hechos de fuerza mayor deben cumplir requisitos para justificar incumplimiento de la norma: Superfinanciera