El Grupo de Acción Financiera Internacional (Gafi) anunció la próxima publicación de un informe que identifica los modus operandi de los denominados ‘profesionales de lavado de dinero’.

 

Luego de su más reciente reunión plenaria, celebrada en París (Francia) a finales de junio, el Gafi anunció que publicará un documento en el que describirá “los conjuntos de habilidades especializadas que los profesionales en lavado de dinero ofrecen a sus clientes para ocultar o mover sus ingresos”.

Así mismo, el máximo organismo internacional de lucha contra el lavado de activos y la financiación del terrorismo, señaló que proporcionará “una explicación detallada de los roles desempeñados” por parte de los lavadores profesionales para cometer sus delitos.

De acuerdo con el Gafi, los lavadores profesionales pueden proporcionar toda la infraestructura para esquemas de lavado complejos (a los que denomina como un ‘servicio completo’) o construir esquemas únicos adaptados a las necesidades específicas de un cliente que desea blanquear sus recursos de origen ilegal.

Finalmente, se conoció que el citado informe también tendrá ejemplos recientes de entidades financieras que fueron adquiridas por empresas delictivas o que fueron cooptadas para facilitar el lavado de dinero.

 

Lavadores profesionales: ya identificados por la Ofac

En noviembre de 2015 Infolaft le hizo una entrevista a Mark Samara, subdirector de investigaciones de la Oficina de Control de Activos Extranjeros de EE.UU. (Ofac por su sigla en inglés).

Durante el diálogo, el experto afirmó que “muchas veces cuando un dinero pasa por el sistema financiero se detecta una operación de posible lavado, pero no hay información adicional sobre la conexión de ese dinero con bandas criminales concretas y esos datos son requisito para poder sancionar”.

Samara señaló en su momento que verificar esa conexión es muy difícil “porque los lavadores expertos nunca se han sentado a hablar con el narcotraficante, de hecho el lavado lo ponen a varios niveles y lo coordinan muy bien”.

“Los traficantes no contratan los lavadores basados en referencias profesionales. Por el contrario, han aprendido que necesitan de su anonimato para operar y que su tarea principal es ocultar el origen de los recursos”, señaló.

También le puede interesar: lavador de activos da claves para fortalecer el Sarlaft