En su presentación ante la Comisión Primera del Senado de la República de los aspectos fundamentales del sector justicia contemplados en el Plan Nacional de Desarrollo 2018-2022, la Ministra de Justicia y del Derecho, Gloria María Borrero, reiteró que además de las metas consignadas por parte del ejecutivo en el Plan se anexa el Plan Sectorial para la Rama Judicial cuya base es un pacto por la legalidad, que busca, entre otros, la implementación plena de la Política Integral de lucha contra las drogas ‘Ruta Futuro’.

Frente a esto, la ministra aseguró que ya se está trabajando en la prevención y el tratamiento del consumo, la lucha contra la gran criminalidad, la intervención en todas las fases de la cadena de producción así como en el desarrollo territorial donde hay cultivos ilícitos.

A propósito de ese tema, la ministra Borrero indicó que la política antidrogas ‘Ruta Futuro’ permitirá darle un giro al fracaso de Colombia frente a al crecimiento de los cultivos. Según el ministerio, a hoy existen sembradas al menos 213 mil hectáreas con fines de narcotráfico, lo que también ha generado un aumento en la producción, la criminalidad y el narcotráfico.

En relación con la intervención de toda la cadena de producción de narcóticos, la ministra de justicia señaló que existirá una estrategia para atacar decididamente el lavado de activos, se manejará un plan de salud mental para los adictos y se trabajará con las familias campesinas que cultivan coca para llevar desarrollo alternativo a los territorios y así transformar la economía ilícita en una legal.

Lea también: ‘Ruta Futuro’: la nueva política antidrogas de Colombia