Colombia recibirá en el mes de junio la visita in situ del equipo evaluador del FMI que revisará qué tanto cumple el país las 40 recomendaciones del Gafi y cuál es su aplicación efectiva. Uno de los puntos clave del examen será el diálogo que los expertos internacionales tendrán con los oficiales de cumplimiento.

 

Marconi Melo, secretario ejecutivo del Grupo de Acción Financiera de Latinoamérica (Gafilat), visitó hace algunas semanas a Colombia con el fin de dirigir un taller cuyo objetivo fue preparar a las autoridades colombianas, y a las entidades privadas que deben implementar controles para prevenir el LA/FT, para atender satisfactoriamente la visita de los evaluadores del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Según el experto internacional, ‘‘seguramente uno de los paneles que habrá en la visita in situ será con el sector privado; es decir, con oficiales de cumplimiento del sistema financiero y de actividades y profesiones no financieras designadas (Apnfd)’’.

Melo, quien ocupa la secretaría ejecutiva de Gafilat desde hace siete meses, cree que ‘‘claramente les van a preguntar cómo vienen aplicando las medidas de debida diligencia, de beneficiario final, las medidas de congelamiento de fondos terroristas, si ellos son conscientes del análisis de riesgo que el país hizo, si tienen análisis de riesgo propios, y cómo aplican las políticas y medidas corporativas en relación al riesgo que han identificado’’.

Además, los evaluadores suelen preguntar acerca de la relación del sector privado con su respectivo supervisor y con la UIF del país (para este caso la Uiaf), cuál es su capacidad para enviar ROS y si reciben o no retroalimentación por parte de las autoridades.

Infolaft conoció que al interior del equipo evaluador se considera que el rol de los oficiales de cumplimiento es muy importante debido a que son ellos tienen acceso y conocen a los clientes, y por ende están en capacidad de determinar si una operación está o no por fuera de los perfiles habituales.

 

Así se seleccionan los oficiales que serán entrevistados

El interés del equipo evaluador es que haya diversidad entre los entrevistados del sector privado. Según Marconi Melo, ‘‘se trata de tener tanto instituciones financieras grandes como pequeñas, que haya un equilibrio entre aquellas que son multinacionales que aplican controles que vienen de sus casas matrices y aquellas que son nacionales que cumplen los requisitos de la reglamentación local. Todo eso se va a llevar en consideración’’.

No obstante, aclaró que si bien la selección ‘‘es una cuestión del equipo evaluador del FMI’’, lo que generalmente se hace es que entre dicho equipo y la coordinación nacional (para el caso colombiano esta quedó en cabeza de la Uiaf) se seleccionan los funcionarios del sector privado que serán entrevistados.

El secretario Marconi Melo asegura, para tranquilidad de los oficiales de cumplimiento colombianos, que ‘‘esta reunión va a ser preparada con un adelanto importante, habrá una solicitud de información previa porque eso se ha hecho, por lo menos, en todas las evaluaciones que hemos tenido’’.

Finalmente, algo en lo que Marconi Melo hizo hincapié fue en que no habrá exámenes o test sorpresa dirigidos a los oficiales de cumplimiento. ‘‘Hay mucha transparencia en el proceso y el objetivo principal es tener la información de forma fidedigna y transparente’’, agregó.