Durante la instalación del evento ‘¿Cómo reparar el daño social causado por la corrupción en Colombia?’, cuyo objetivo es consolidar insumos para la lucha contra la corrupción en el país, la Ministra de Justicia y del Derecho, Gloria María Borrero, comentó que la extinción de dominio es una herramienta útil para perseguir y recuperar los activos que se encuentran en manos de agentes corruptores.

La titular de la cartera de justicia manifestó que la corrupción es reconocida como una grave problemática que cuenta con sofisticadas formas de operación, las cuales han venido siendo abordadas por el Estado a través de diferentes acciones, entre las que citó las reformas normativas que incrementan las penas y reducen beneficios.

Además, la funcionaria recordó que “las evaluaciones nacionales y regionales de riesgo en materia de lavado de activos y financiación del terrorismo han identificado a la corrupción como una de las mayores amenazas para el país, pues conlleva impactos negativos a nivel social y económico”, por lo que invitó a los asistentes a fortalecer redes de trabajo, apoyo y coordinación entre entidades públicas y privadas “con el fin de contrarrestar este cáncer que afecta todas las esferas del país”, concluyó Borrero.

La ministra culminó su intervención diciendo que los actos de corrupción causan un daño antijurídico que los individuos y la sociedad no están obligados a soportar, por lo que se requiere consolidar proyectos y políticas que permitan fortalecer y crear herramientas para prevenir, mitigar y reparar los males que este tipo de comportamientos generan.

Lea también: ¿A cuánto asciende la corrupción global por año?