Como informó el diario El País de Cali, el exgobernador de Córdoba Alejandro Lyons reveló apartes de actos de corrupción en medio de la diligencia judicial adelantada en el Tribunal Superior de Bogotá, y ante un magistrado auxiliar de la Corte Suprema de Justicia.

 

El exmandatario departamental argumentó que los 600 millones de pesos que le fueron entregados al senador Besaile, salieron de dos millonarios contratos de ciencia y tecnología que se celebraron en el departamento de Córdoba, por un valor superior a los 80 mil millones de pesos.

Es así como Lyons se convierte en el testigo estrella para esclarecer los hechos de corrupción que se han registrado en el departamento de Córdoba, y dentro de la Corte Suprema de Justicia en el denominado ‘Cartel de la Toga’.

En medio de la diligencia, Lyons desmintió que el abogado Leonardo Luis Pinilla Gómez se encontrará en estado en embriaguez cuando fue grabado por la DEA, en referencia a los actos de corrupción dentro de la Corte Suprema.

Al finalizar la diligencia judicial, Dario Bazzani, defensa del Lyons, precisó que su defendido será “pieza clave” para validar la información que se tiene hasta el momento en los procesos de corrupción suscitados al interior de la justicia colombiana.

 

El principio de oportunidad de Lyons

En manos del magistrado Luis Enrique Bustos, estuvo el aval del principio de oportunidad que buscó el exgobernador. Lo firmado por Lyons consiste en la colaboración con la justicia por los delitos de celebración de contratos sin cumplimiento de requisitos legales y peculado por apropiación en cuantía de 8950 millones de pesos.

Con este principio de oportunidad de por medio se suspenden algunos de los procesos que se están adelantando, y Lyons se compromete a devolver 4000 millones de pesos. “Solo habría pena por el delito de concierto”, dijo su abogado.