La Fiscalía General de la Nación informó que un fiscal de la Dirección Especializada contra la Corrupción le imputó cargos a Magín José Ortiga Pareja quien se desempeñó como gerente general de Surtigas entre los años 2013 y 2016. Según el acusador en audiencia realizada den Cartagena (Bolívar), Ortiga Pareja habría en los delitos de administración desleal, concierto para delinquir con fines de enriquecimiento ilícito y enriquecimiento ilícito.

Según las investigaciones, entre 2014 y 2016 el acusado supuestamente contrató diferentes tipos de servicios por alrededor de COP 22 mil millones con empresas en las que, al parecer, tiene intereses personales como ocurre con Porseguir y Proexcom, en donde tiene negocios con el representante legal de ambas, y en Creec de la que es socio. En estos casos puntuales la fiscalía reveló que las mencionadas empresas hicieron transferencias bancarias a sus cuentas o a las de familiares suyos en el extranjero.

El ente acusador también fue claro en asegurar que los reparos en los contratos van desde irregularidades en los consecutivos de la facturación, duplicidad, celebración de contratos con el mismo término de vigencia, compra de pólizas por debajo del costo de los contratos, montos mayores al valor del que pueden contratar por año con empresa y no llevar ante la junta directiva de Surtigas algunos contratos de acuerdo con la política estipulada.

Por último la Fiscalía indicó que según las indagaciones el patrimonio personal del exgerente de Surtigas aumentó en unos COP 4 mil millones durante el período que estuvo en el cargo de Surtigas.

En la misma diligencia de acusación de Ortiga Pareja fueron también judicializados el ex gerente administrativo y financiero de Surtigas Ciro Said Lázaro Finamore y el ex director de Ingeniería y Construcción de la empresa Luis Carlos Tangarife Kalil. Al término de la audiencia de imputación, ninguno de los investigados aceptó su responsabilidad.

 

Lea también: Golpe a finanzas de las desmovilizadas Farc