Según informó el diario La Republica de Perú, la fiscalía amplió la investigación contra el ex presidente Alan García por presunto lavado de activos y supuestos actos de corrupción.

 

El Ministerio Público del Perú amplió por ocho meses más la investigación preliminar en contra del exjefe de Estado, su ex esposa y otras 31 personas por el presunto delito de lavado de activos y supuestos actos de corrupción durante la segunda gestión del mandatario. El ex presidente es indagado bajo el presunto cargo de “actos de ocultamiento y tenencia” en agravio del Estado.

La Investigación:

A finales de 2016, la Fiscalía de Lavado de Activos ordenó iniciar una investigación preliminar contra García y otros funcionarios que trabajaron durante su última gestión, por el delito de enriquecimiento ilícito.

El 22 de diciembre de este mismo año, el fiscal superior especializado en delitos de lavado de activos declaró nula la resolución del fiscal José Castellanos al considerar que este había archivado una denuncia contra el ex mandatario sin haber realizado diligencias preliminares de investigación. Según La Republica, Castellanos había desistido de abrir indagación argumentando que no existían indicios de lavado de activos ni tampoco de la existencia de una organización criminal. 

Vea también: Perú investigará a Keiko Fujimori por lavado de activos

Investigados:

Entre los investigados se encuentran los exministros del peru Aurelio Pastor, Hernán Garrido Lecca, José Antonio Chang y el exsecretario general del despacho presidencial Luis Nava. También fue incluido el expresidente de la Comisión de Indulto y Derecho de Gracia Miguel Facundo Chinguel.

Vea también:Escándalo de Odebrecht podría dejar en prisión a varios exmandatarios peruanos