El fiscal general, Néstor Humberto Martínez, presentó ante la Secretaría del Congreso un proyecto de ley con el cual se busca combatir la corrupción en Colombia. La iniciativa, entre otras cosas, pretende crear por primera vez los reportes de operaciones sospechosas de corrupción.

 

El artículo 4 del documento señala que los abogados, contadores, revisores fiscales y jefes de control interno estarán obligados a reportar operaciones inusuales o sospechosas de corrupción a la UIAF.

Además, el proyecto busca incluir un nuevo artículo dentro del Código Penal para crear un nuevo delito llamado omisión de reportes sobre operaciones sospechosas de corrupción, el cual sería cometido por aquellos abogados, contadores, revisores fiscales y jefes de control interno que no entreguen los ROS de corrupción.

De aprobarse la inciiativa, aquellas personas que sean halladas culpables incurrirán en prisión de tres a seis años y recibirán una multa de cien a trescientos salarios mínimos legales mensuales vigentes.

Vea también: Pasos a seguir para evaluar una operación inusual

Dicho esto, ¿todos los profesionales de esas ramas estarán obligados? Pues bien, el artículo 41 del documento señala que -una vez aprobada la ley- el Ministerio de Justicia y del Derecho deberá expedir la reglamentación correspondiente para saber quiénes exactamente deben generar estos reportes a la UIAF.

Es importante recordar que hasta este momento el único reporte de operación sospechosa que se envía a la UIAF hace referencia al lavado de activos. Además, en cuanto al aspecto penal actualmente solo existe el delito de omisión de reportes sobre transacciones en efectivo.