La fiscalía provincial de Madrid presentó una denuncia contra Radamel Falcao, futbolista del Mónaco, y Fabio Coentrao, futbolista del Real Madrid, por presuntos delitos contra la hacienda pública, a la que habrían ocultado casi siete millones de euros entre los dos.

Según el ente acusador, los jugadores habrían utilizado empresas en paraísos fiscales para ocultar sus ganancias por derechos de imagen entre el 2012 y el 2014, en el caso de Coentrao, y en el 2012 y el 2013 en el caso de Falcao, entonces jugador del Atlético de Madrid.

La Fiscalía acusa a Falcao de «dos delitos contra la Hacienda Pública durante los ejercicios 2012 y 2013 que alcanzaban 822.609,02 euros y 4.839.253.42 euros, respectivamente».

Según la denuncia, en agosto de 2011, dos días después de firmar su contrato con el Atlético, el jugador colombiano «suscribió un contrato por el que simulaba la cesión de sus derechos de imagen a la sociedad Fardeys Overseas S.A, domiciliada en las Islas Vírgenes Británicas».

Al día siguiente de este contrato, Fardeys Overseas cedió los derechos del jugador a «las sociedades irlandesas Multisports Management Limited y Polaris, quienes a partir de ese momento comenzarían a explotar los derechos de imagen del jugador,» según la misma denuncia.

Según la fiscalía, Falcao hizo esto para que » los ingresos derivados de sus derechos de imagen permanecieran opacos a la Hacienda Pública española» obtenidos en el 2012 y el 2013.

Estas sociedades, junto a otra radicada en Colombia, obtuvieron en los dos ejercicios unos ingresos de 5,661 millones de euros que, según la Fiscalía, deberían haber tributado en España.

El caso de Coentrao es similar, ya que también le acusa de ceder sus derechos de imagen en julio de 2011, pocos días antes de firmar con el Real Madrid, a la empresa Rodinn Company Inc, radicada en Panamá, que a su vez, también los cedió a la empresa Multisports Management Limited, con sede en Irlanda.

(Nota agregada de El Tiempo)