Según CM&, en horas de la mañana, integrantes del CTI de la Fiscalía incautaron cuatro fincas, que presuntamente fueron adquiridas por el exgobernador de Córdoba, Alejandro Lyons, y fueron puestas a nombre de testaferros del exmandatario.

 

Se trata de cuatro propiedades ubicadas en Sahagún, Córdoba que tienen una extensión 525 hectáreas, y que están valoradas en más de 4100 millones de pesos.

La Fiscalía indaga si estos bienes fueron adquiridos por el exmandatario con dineros producto de corrupción en Córdoba durante su administración, y además investiga a las personas que presuntamente prestaron sus nombres y cuentas, para dar apariencia de legalidad a los bienes.

Por su presunta participación en el escándalo de corrupción en Córdoba, el exgobernador Lyons firmó un principio de oportunidad con la Fiscalía, para colaborar en estas investigaciones. No obstante, el ente acusador confirmó que este operativo se adelantó sin información entregada por el exmandatario, quien actualmente se encuentra en Miami, Estados Unidos, como testigo de la DEA.