La Fiscalía General de la Nación ocupó 36 inmuebles, cuatro vehículos y diez sociedades en Bogotá, Cundinamarca, Meta y Vichada, con fines de extinción de dominio, valorados en 6 mil millones de pesos, que al parecer pertenecían a dos personas extraditadas a Estados Unidos por narcotráfico y lavado de activos.

Se trata de bienes rurales y urbanos, entre los que se destaca el Club Social El Castillo, ubicado en el centro de la capital del país.

Las propiedades, según la investigación, estaban a nombre de los ciudadanos extraditados por narcotráfico José Ricardo Pedraza Díaz y Carlos Manuel Medina Acosta, su núcleo familiar y terceros utilizados con el fin de darles apariencia de legalidad.

Los  bienes fueron ocupados por la Policía Judicial Especializada de Extinción de Dominio del CTI, el Gaula Militar de Cundinamarca y la Dirección de Contrainteligencia del Ejército.

De acuerdo con la información suministrada por las autoridades estadounidenses, entre junio de 2001 y julio de 2002, Pedraza Díaz y Medina Acosta así como sus asociados en Puerto Rico lavaron significativas cantidades de dinero desde Estados Unidos a Colombia y otras áreas, de utilidades provenientes de la venta de narcóticos traficados desde Colombia hacia Puerto Rico al igual que a diferentes ciudades de Estados Unidos.

(Nota agregada de la Fiscalía)