La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC por su sigla en inglés) publicó un informe titulado ‘El uso de Internet con fines terroristas’, en el que da cuenta de las tipologías a través de las cuales las organizaciones terroristas financian sus atentados en todo el mundo.

 


 

Análisis general

El informe de UNODC recuerda que ‘‘desde finales de 1980, Internet ha demostrado ser un medio muy dinámico de comunicación que tiene una audiencia mundial en constante crecimiento. El desarrollo de las tecnologías ha creado una red con un alcance verdaderamente global, ya que las barreras de entrada son relativamente bajas’’.

Además, agrega que ‘‘la tecnología de Internet hace que sea fácil para un individuo comunicarse con un relativo anonimato, de forma rápida y efectiva con una audiencia casi ilimitada (…), sin embargo, también hay que reconocer que la misma tecnología que facilita la comunicación puede ser utilizada para fines terroristas’’.

El informe de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC por su sigla en inglés) identifica las seis etapas del uso de Internet con fines terroristas. Dichas etapas son:

 

  • Propaganda
  • Financiación
  • Formación
  • Planificación
  • Ejecución
  • Ataques cibernéticos

 

Según lo indica UNODC en el citado documento, estas categorías no tienen un orden específico, toda vez que ‘‘en ocasiones se superponen unas a otras’’.

 

La financiación del terrorismo en Internet

El informe señala que ‘‘las organizaciones terroristas y sus partidarios pueden usar la Internet para financiar actos de terrorismo’’. La forma como lo hacen se puede clasificar a través de cuatro tipologías generales: convocatoria directa, comercio electrónico, uso de herramientas de pago en línea y utilización de fundaciones.

 

Convocatoria directa

La convocatoria directa hace referencia al uso de páginas de Internet, grupos de chat, correos masivos y comunicaciones dirigidas a solicitar aportes de dinero por parte de simpatizantes.

 

Comercio electrónico

A través de los portales web también se ofrecen libros, grabaciones audiovisuales y toda clase de material promocional con el fin de venderlo a los seguidores de las organizaciones terroristas.

 

Uso de las herramientas de pago en línea

Las facilidades de pago en línea que ofrecen estos sitios de Internet hacen más expedita la transferencia de fondos. La mayoría de ocasiones se hace por medio de transferencias bancarias electrónicas, tarjetas de crédito o pagos a través de servicios como PayPal o Skype. Los recursos, en reiteradas ocasiones, provienen de productos financieros cuyos titulares han sido objeto de robo de identidad, robo de tarjetas de crédito, fraudes bancarios y fraudes en subastas.

En este punto, el informe cita un estudio de caso interesante en el que tres ciudadanos marroquíes financiaron con tarjetas de crédito –apropiadas de manera fraudulenta– cerca de 180 páginas de Internet en las que se encontraba material que promovía ataques terroristas en Irak. Además, a través de foros virtuales instruían a las personas que se mostraban dispuestas a perpetrar los atentados. Según se estableció en su momento (año 2005), el monto hurtado por los tres terroristas a través de las tarjetas de crédito fue cercano a dos millones de euros (aproximadamente 4.500 millones de pesos colombianos).

 

Utilización de fundaciones

El apoyo financiero a organizaciones aparentemente legítimas, tales como fundaciones, también puede ser desviado para fines ilícitos. UNODC señala que ‘‘algunas organizaciones terroristas han logrado crear entidades fachada sin ánimo de lucro para solicitar donaciones en línea’’

En este punto del informe, UNODC revela que Benevolence International FoundationGlobal Relief Foundation y laFundación Tierra Santa para la Ayuda y el Desarrollo son un claro ejemplo de organizaciones aparentemente filantrópicas que son utilizadas para financiar organizaciones terroristas.

 

 

Estrategias para combatir la amenaza

El informe ‘El uso de Internet con fines terroristas’ concluye que, si bien la responsabilidad de la lucha contra este flagelo es de los estados miembros, no por eso se debe desconocer que la cooperación del sector privado es crucial para una ejecución efectiva.

Según UNODC, ‘‘la participación proactiva entre proveedores de servicios, de alojamiento de sitios web de contenido generado por los usuarios y administradores de motores de búsqueda seguirá desempeñando un papel importante en el control de la disponibilidad de contenidos relacionados con el terrorismo difundido a través de la Internet’’.

Finalmente, la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito sugiere el establecimiento de asociaciones público-privadas para luchar contra el uso de Internet con fines terroristas. En este aparte sostiene que ‘‘iniciativas similares se han desarrollado con éxito en otras áreas de la lucha contra el terrorismo y la delincuencia informática en general’’. Dichas iniciativas –agrega– ‘‘constituyen un foro para el diálogo formal e informal entre los sectores público y privado, así como apoyar programas de capacitación conjuntos que ayuden a romper las barreras de comunicación’’.

 

Casos en Colombia

A continuación, InfoLAFT recuerda tres casos reales en los que se evidencia el uso de internet con fines terroristas o de financiación del terrorismo.

 

Camisetas de las FARC

La empresa Fighters and Lovers (luchadores y amantes, en español) vendió en Dinamarca y otros países de Europa, hasta hace unos cuatro años, camisetas alusivas a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC. Dicha compañía lo hacía a través de su página de internet www.fightersandlovers.org

Luego del enorme escándalo que suscitó esta forma de financiación del terrorismo, los promotores daneses de la iniciativa fueron condenados y la página fue clausurada.

Foto: Fighters and Lovers

 

La página de las FARC

Si bien no se tiene certeza absoluta acerca de www.farc-ep.co es la página de internet oficial de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), lo que si se puede demostrar es que allí se encuentran escritos, audios y videos a través de los cuales se intenta justificar el accionar criminal de dicha agrupación.

El espacio funciona en la actualidad y tiene algunos contenidos en inglés y francés.

Página FARC-EP

 

Videos sobre fabricación de bombas

Desafortunadamente los portales de videos que les permiten a sus usuarios subir toda clase de material audiovisual continúan siendo utilizados con fines terroristas. Esta ha sido una constante a lo largo de la evolución de Internet de los años recientes.

Causa bastante impresión la facilidad con la que un internauta encuentra videos  con instrucciones para fabricar elementos explosivos.

 

Nota: El informe completo puede ser consultado a través del siguiente enlacehttp://www.unodc.org/documents/frontpage/Use_of_Internet_for_Terrorist_Purposes.pdf