En conversación con infolaft Esteban Fullin, secretario ejecutivo de Gafilat, manifestó que las entidades financieras que sean halladas cómplices en casos de lavado de activos le prestarían mucha más atención a procesos contra sus directivos o eventuales suspensiones de matriculas o licencias de funcionamiento. El alto funcionario también habló del trabajo que viene realizando el organismo para apoyar a los países que están en listas del Gafi

 

Hay que reforzar sanciones: Fullin

Al consultar a Esteban Fullin por los retrocesos en los sistemas de prevención LA/FT de varias entidades financieras internacionales, las cuales han sido objeto de millonarias multas en los últimos meses, expresó que ‘‘(…) cuando el propio banco en muchos de los casos es cómplice o no quiere aplicar lo que tiene que aplicar, ahí tiene que existir una sanción’’. Incluso agregó que ‘‘sería bastante inocente pensar que realmente todas las sanciones (…) fueron por incumplimientos o porque no sabían lo que estaban haciendo o dejando de hacer’’.

Fullin señaló que ‘‘el delito de cuello blanco existe y seguirá existiendo, lo que pasa es que ahora tiene mucha más relevancia porque se va para los bancos grandes, y no es algo de ahora’’, aunque aclaró que los casos vistos representan solo una porción pequeña de todo un sistema financiero mundial muy grande. ‘‘Si bien hay grandes bancos involucrados, tampoco es bueno decir que todo el sistema bancario financiero está corrompido’’.

Respecto a las posibles sanciones a funcionarios que dejarían un poco de lado las sanciones monetarias, el experto manifestó que ‘‘definitivamente hay muchas multas para las instituciones que pueden parecer mucho en dinero, pero a la institución no le duele’’. Afirmó que las entidades le prestarían mucha más atención a los procesos contra los directivos o a las eventuales suspensiones de matriculas o licencias de funcionamiento por varios meses.

Para casos de evidente participación de las entidades en casos de lavado, Fullin se mostró partidario de ‘‘darles más sanciones de peso y quizá no tanto atadas al tema de multa de dinero, que están bien, que se tienen que hacer. (…) Si podemos hablar del tema de licencias y de suspensiones, si podemos hablar también de toda la parte pública de la sanción que le genere un golpe un poco al tema de la reputación de la institución, bienvenido sea’’.

No obstante, reconoció que no conoce de países de América Latina Gafilat que estén trabajando en sanciones diferentes a las multas: ‘‘(…) el tema de cobrar una multa a una institución grande parece como que se le está dando definitivamente una licencia para cometer delitos: paga la multa y sigue trabajando; y no es la idea, me parece’’.

 

Gafilat trabaja para que Nicaragua y Ecuador salgan de listas Gafi

Fullin es modesto cuando se le pregunta por el papel jugado por Gafilat en las recientes salidas de Cuba y Argentina de la denominada lista gris clara del Gafi: ‘‘nosotros estamos para asistir, no somos los causantes de que un país salga de la lista. Ayudamos a los países para que puedan presentar mejor sus esfuerzos y encaminar los puntos que están desarrollando para que estén en condiciones de recibir esa visita in situ [de Gafi] y salir’’.

Sin embargo, para el caso particular de Cuba, es una realidad que su aceptación como miembro del entonces Gafisud en diciembre de 2012, sumado a las asesorías técnicas y a las jornadas de capacitación, jugó un papel especialmente relevante para que la isla dejara la lista de jurisdicciones con deficiencias estratégicas en sus sistemas de prevención LA/FT.

En este sentido, es importante destacar que, de acuerdo con Fullin, si bien Gafilat forma parte del grupo revisor del Gafi en América Latina, también brinda asistencia a los países en lo que ellos requieran, particularmente en cuanto a la emisión de normas y regulaciones.

Respecto a los países de la región que continúan en las listas Gafilat, se propone importantes objetivos: ‘‘por suerte ahora estamos también a punto de lograr la salida de Nicaragua [de la lista gris clara] y esperamos que en los próximos meses Ecuador salga [de la lista gris oscura]’’.

Pero el trabajo del organismo regional no se limita a cumplir con los requisitos exigidos por Gafi, toda vez que también está trabajando para que Nicaragua, Cuba y Ecuador ingresen en los próximos meses al Grupo Egmont, el cual reúne a la mayoría de unidades de inteligencia financiera del mundo.

 

La asesoría a Panamá

Un informe publicado hace varios meses por el Fondo Monetario Internacional (FMI), en el cual hizo fuertes cuestionamientos al sistema de prevención LA/FT de Panamá, fue la razón principal para que dicho país ingresara en junio de 2014 a la lista de jurisdicciones con deficiencias estratégicas de Gafi.

Ante esta realidad, Fullin reitera que ‘‘lo nuestro es apoyo a los países, no tenemos soluciones mágicas para sacar a los países, sino asistirlos. Nosotros sí sabemos lo que el Gafi quiere, eso definitivamente, porque la aplicación de los estándares es lo que nosotros manejamos. En el caso de Panamá, ellos saben lo que tienen que hacer y la verdad, por el compromiso que están teniendo las autoridades a nivel de ministros y viceministros, estamos por lo menos tranquilos de que el mensaje llegó; ellos lo entienden y están trabajando para salir de la lista’’.

Según el alto funcionario de Gafilat, el nuevo Gobierno y las nuevas autoridades de Panamá han tenido una muy buena disposición ante los cambios que deben realizar al interior del país. ‘‘(…) para un centro financiero como Panamá, estar en una lista [como la de Gafi] le puede repercutir interna y externamente’’.

 

¿Una luz al final del túnel?

Gafilat ve con buenos ojos la reciente firma, por parte de 51 países del mundo, de un acuerdo de intercambio automático de información financiera con el apoyo de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (Ocde), el cual permitirá que desde 2017, y de forma anual, los firmantes compartan las bases de datos de todos los clientes.

‘‘El intercambio está habilitado para perseguir la evasión impositiva y también el lavado de activos. La verdad es un hito que, de cumplirse, casi tiraría abajo el secreto bancario. Son 51 los países firmantes, entre los cuales están muchos países de la región’’, expresó Fullin.

El experto agregó que este es un tema muy importante para la lucha contra el LA/FT a nivel mundial, más aún después de que la evasión impositiva se convirtió en delito precedente, de acuerdo con lo formulado por los estándares internacionales. ‘‘Estamos siguiendo lo que esté pasando en ese foro porque nos parece muy importante, y (…) si termina saliendo todo como está planteado, va a ser un punto de quiebre interesante’’.