• Listas
  • Consultoría
  • Capacitación
  • Fuente especializada para oficiales de cumplimiento
2019-03-14

La Fiscalía General de la Nación le imputó el delito de lavado de activos de ejecución sucesiva al ex diplomático Fernando Marín Valencia por, presuntamente, haber recibido entre los años 2009 y 2011 COP 4.723 millones por parte del contratista Emilio Tapia Aldana, uno de los responsables del carrusel de contratos en Bogotá.Según informó la fiscalía, “fueron en total seis eventos diferentes en los que Marín Valencia supuestamente intervino para recibir o mover el dinero, el cual habría sido entregado tanto en efectivo como en cheques y otros títulos valores”.En efecto, ya se conoce que la primera de estas transferencias fue en junio de 2009 y que consistió en la entrega de COP 2.223 millones, mientras que los restantes COP...

PARA LEER EL ARTICULO COMPLETO

Caja web Infolaft