Tras ser elegido Presidente de la República de Colombia para el periodo 2018 – 2022, Iván Duque Márquez pronunció un discurso ante sus seguidores en Bogotá en el que, además de muchos otros temas, mencionó que su mandato tendrá un fuerte componente anticorrupción.

En efecto, a pesar de que esta lucha por la transparencia fue utilizada con mayor efectividad en otras huestes políticas durante la campaña, el presidente electo dijo que su elección es “una oportunidad para que nos unamos en contra de aquellas cosas que le han hecho daño históricamente a Colombia y una de ellas es la corrupción”.

Nuestra bandera será la lucha frontal contra la corrupción, la politiquería y el clientelismo”, señaló Duque Márquez para luego señalar que “aquí lo que queremos de una vez por todas es que Colombia, unida, lleve a la corrupción a una derrota total y contundente que se sienta en todo el territorio nacional”.

Según dijo el presidente electo “vamos a gobernar con transparencia, vamos a gobernar con eficacia y vamos a devolverle a los ciudadanos la esperanza de volver a creer en las instituciones”, para no permitir que “las mafias de la corruptela se sigan apoderando de la salud, de los recursos de las obras públicas, de la alimentación escolar”. Estas palabras permiten inferir que una de las estrategias que utilizará el nuevo gobierno para combatir el fenómeno será el del fortalecimiento institucional.

Otro mecanismo que Iván Duque esgrimió para luchar contra la corrupción y otro tipo de delitos es fortalecer tanto la legalidad como el sistema de justicia, que se traducirá en que el ciudadano, cuando activa su proceder jurídico “tenga una respuesta oportuna para generar confianza”.

Lea también: ¿Qué han propuesto los candidatos en temas de LA/FT?: Iván Duque

 

¿Qué pasará con los acuerdos de paz sobre finanzas ilícitas?

 

Con posterioridad a que Iván Duque hablara de legalidad entró al tema de la paz, frente a la cual dijo que si bien “no vamos a hacer trizas los acuerdos” su gobierno si deberá garantizar que “la paz sea para todos los colombianos empezando porque la seguridad y la justicia sean las hermanas indicadas para que brille en todo el territorio nacional la esperanza”.

Esto significa que, tal como lo anunció durante la campaña, el nuevo mandatario tratará de modificar los acuerdos para impedir que los cultivos ilícitos sigan creciendo en el país, para verificar la aparición de dineros y armas y para “defender nuestra Constitución y que todo el territorio se protejan la vida, la honra y los bienes de los colombianos”, en palabras de Duque.

Más allá de lo dicho, el presidente electo no comentó acerca de si planteará modificaciones en las estrategias que trae el acuerdo para la lucha integral contra las finanzas ilícitas, como son la expedición de un nuevo estatuto de prevención y lucha contra este fenómeno, o el mapeo de la cadena de valor del narcotráfico.

Lea también: Habrá “extinción de dominio express” para corrupción: Iván Duque