La Agencia de Protección Ambiental (EPA) de EE.UU. acusó hoy al fabricante Fiat Chrysler de trucar unos 104.000 vehículos para engañar en pruebas de emisiones de motores. El fabricante de automóviles presuntamente usó software en los recientes camiones diesel Jeep Grand Cherokee y Ram.

Después de que las autoridades estadounidenses impusieran una multa de 4.300 millones de dólares a Volkswagen por el escándalo de los motores diésel trucados del fabricante alemán el día de ayer, la acusación hacia Fiat provocó una caída de las acciones de la empresa en Wall Street de más de un 13 %.

Reguladores ambientales estadounidenses acusaron a Fiat Chrysler Automobiles NV de usar software que permitió emisiones ilegales en vehículos con motor diesel, el último de los costados en una represión gubernamental sin precedentes contra los fabricantes de automóviles por supuestas transgresiones de contaminación. La Agencia de Protección Ambiental, días antes del final de la administración de Obama, entregó una notificación de violación a Fiat Chrysler acusando al fabricante de automóviles de usar software ilegal que permitió que 104,000 vehículos diesel recientes impulsados ​​por Jeep Grand Cherokee y camionetas Ram Límites legales. Los vehículos afectados tienen años de modelo que van entre 2014 y 2016.

La cotización de la acción de Fiat Chrysler Automobiles (FCA) fue suspendida hoy en la Bolsa de Milán temporalmente tras conocerse un informe en Estados Unidos sobre la implicación del grupo en la manipulación de emisiones de vehículos. El título de FCA volvió a cotizar en el mercado lombardo poco antes de las 17:00 horas locales (16:00 GMT) y caía más de un 16 % hasta los 8,78 euros por acción.

Los funcionarios de EPA acusaron a Fiat Chrysler de actividades ilegales y dijeron que podría costar a la compañía $ 4,63 mil millones, basado en una multa de $ 44,539 por cada vehículo afectado.

La cotización de la acción de Fiat Chrysler Automobiles (FCA) fue suspendida hoy en la Bolsa de Milán temporalmente tras conocerse un informe en Estados Unidos sobre la implicación del grupo en la manipulación de emisiones de vehículos.

(Nota agregada de The Wall Street Journal y EFE)