El Fiscal General de la Nación, Néstor Humberto Martínez, señaló durante su intervención en la Cumbre de Gobernadores en San Agustín, Huila, que “el sector de la salud ha perdido COP un billón de pesos por hechos de corrupción”. Y, en especial frente al caso de Saludcoop, el funcionario destacó los resultados obtenidos en las etapas de las investigaciones así como en investigaciones realizadas a las empresas que recibieron a los usuarios afiliados de esa EPS hoy en liquidación, (Cafesalud y Medimás).

Hemos encontrado un concierto para delinquir en este frente que se ha ido volviendo permanente y ha ido mutando en las EPS”, aseguró el Fiscal General Martínez Neira. En ese sentido, reveló que son los mismos actores los que han participado en el millonario desfalco de los recursos parafiscales a través de los administradores de las empresas promotoras de salud.

Estas son las tipologías reconocidas por el ente acusador con las que se han desviado los recursos destinados al aseguramiento y prestación de servicios de la salud en el caso Saludcoop:

 

  • Durante el funcionamiento de la EPS Saludcoop, a través de su holding empresarial, se habrían adquirido bienes muebles e inmuebles al servicio de diversas empresas, inclusive por fuera del objeto social de la entidad prestadora de salud.
  • Una vez intervenida por orden de la Superintendencia Nacional de Salud, es probable que la EPS Saludcoop hayan contratado IPS con enormes sobrecostos a través de una modalidad denominada por presupuesto, en el que se anticipaban costos que usualmente eran desproporcionados.
  • Ordenada la liquidación de Saludcoop, los usuarios fueron asignados a Cafesalud EPS, en donde se habría replicado la práctica de contratación por presupuesto, que presuntamente enriqueció a diversos prestadores entre los que había clínicas incluso fachada.
  • En la enajenación de Cafesalud y el surgimiento de Medimás EPS se han suscitado diversas controversias societarias y posible apropiación de recursos a través de las empresas que tienen participación indirecta en esta entidad, en especial socios de Prestnewco. Además se han detectado posibles anticipos que no encuentran justificación así como incumplimientos en el pago del precio de la venta de activos de Saludcoop, lo que dificulta el pago de las acreencias debidas por esa entidad a los prestadores de salud, directos afectados.

 

Finalmente, el Fiscal General de la Nación señaló que está en riesgo la prestación del servicio en el caso de Medimás: “No están resueltos los contratos de arrendamiento, ni el contrato de la venta de los activos intangibles, ni de la venta de las acciones. Estamos en una situación como de hibernación en cuanto al tema de los contratos. Y, por otro lado, la venta de la EPS no se llevó a cabo y allí el rigor del sistema de supervisión y de las autoridades estatales tiene que ser determinante para no afectar la prestación del servicio en el marco de la intervención especial que ha dispuesto la Superintendencia de Salud”.

Lea también: Fiscalía llama a juicio a Carlos Palacino por caso Saludcoop