¿Por qué varias entidades financieras y empresas han cortado sus vínculos con La Riviera Colombia si esta no aparece en la ‘lista Clinton’? La razón es una norma poco conocida que exige aplicar bloqueos indirectos.

 

Una vez se supo que el grupo panameño Wisa y La Riviera de Panamá fueron reseñados en la denominada ‘lista Clinton’ muchos se preguntaron si eso afectaba a la sucursal de la cadena de perfumerías en Colombia. Según un comunicado de La Riviera Colombia fechado el 17 de mayo, eso no tenía por qué afectarlos.

El comunicado señaló que las sociedades La Riviera SAS, Santa fé Duty Free SAS y La Riviera Duty Free ‘‘no aparecen como compañías específicamente en la lista Clinton’’.

Eso es verdad, las tres empresas de La Riviera en Colombia no aparecen de forma directa. Pero también es cierto que hay una regla poco conocida y denominada como 50 rule (regla del 50) que sí los afectó.

De acuerdo con un documento oficial de Ofac consultado por infolaft, ‘‘cualquier entidad de propiedad en conjunto, directa o indirectamente, del 50 por ciento o más, [de] una o más personas bloqueadas, se considera que es en sí una persona bloqueada’’.

El mismo documento agrega que ‘‘los bienes e intereses en propiedad de dicha entidad se bloquean con independencia de que la propia entidad aparece [aparezca] en el anexo de una orden ejecutiva’’.

Esto quiere decir que una empresa o cualquier otra propiedad tiene que ser bloqueada –así no aparezca en la lista- si alguien que posee la propiedad del 50% o más sí está reseñado.

Esto se entiende como una inclusión indirecta en la ‘lista Clinton’ y el bloqueo es de obligatorio cumplimiento para las entidades financieras y empresas que tengan operaciones en los Estados Unidos.

Según pudo establecer infolaft, La Riviera en Colombia pertenece a la sociedad Moegi Internacional S.A., la cual fue suscrita y cuyo director es Abdul Mohamed Waked, reseñado en la lista el pasado 5 de mayo (ver gráfico abajo).

 

 

Al estar Waked en la lista muchos consideraron que debían cortar sus lazos con todas sus empresas, estuvieran reseñadas o no en la lista.

Infolaft conoció que el criterio fijado por esta regla fue el utilizado por varias empresas que operan en Colombia para justificar el cierre de todo vínculo contractual con La Riviera en Colombia.