En entrevista para Portafolio, Francisco Reyes Villamizar, Superintendente de Sociedades, anunció que el proyecto de Ley de las S.A.S D tendrá unos sistemas de control para el lavado de activos específicos y un régimen de administración diferente a las otras S.A.S. Además, se emprenderá una modificación a la Ley de Insolvencias con el fin de superar ciertas trabas que han alargado los procesos y retos en la política pública.

En este nuevo año, la superintendencia de sociedades presenta nuevos retos y modificaciones para afrontar el 2017 de la mejor manera. Se centrará en retos de política pública en materia de derecho societario  y  trabajará en varios proyectos de reglamentación y de ley.

Tres grandes proyectos abarcarán la agenda del Superintendente Reyes, entre ellos el acompañamiento al senador Antonio Navarro Wolff en el proyecto de ley de libranzas. Esta reforma establecerá que la compra-venta de libranzas extrabancarias, o sea la que no se realiza por instituciones financieras como bancos y otros entes vigilados por la Superintendencia Financiera –sino por cooperativas y sociedades– solo se podrá hacer desde una fiducia o un fondo de inversión colectiva. Con esto, ganarán la tasa de interés.

El segundo reto y uno de los más importantes es el proyecto de Ley de las S.A.S D, un mecanismo especial para las entidades deportivas, los clubes con deportistas profesionales en cualquier disciplina.

Según Reyes, “hasta la ley del 2011 se permitía que se convirtieran en sociedades anónimas, pero como tales siguen siendo un instrumento con costos de transacción muy elevados para los deportistas y lo que queremos es darles un vehículo completamente nuevo que es una S.A.S distinta de la tradicional, que va a tener un objeto específico, unos sistemas de control para el lavado de activos especifico y un régimen de administración diferente.”

Este proyecto de ley brindará diferentes requisitos que el resto de las S.A.S, en algunos casos traerá más, pero en otros menos. Por ejemplo,   las entidades de futbol necesitarán contar con un órgano de control que verifique el origen de los recursos para evitar lavado de activos;  además de otros órganos de ética deportiva para que no haya conflictos de intereses.

El superintendente afirmó que el proyecto fue presentado. “La idea es trabajarlo en conjunto desde la Supersociedades y Coldeportes, dentro de una nueva propuesta de Ley del Deporte que está impulsando ese organismo rector y trae otros elementos, como por ejemplo cierto régimen prestacional específico para los deportistas profesionales, cosas de pensiones y temas laborales. Con esto se resolvería el problema de las corporaciones deportivas y asociaciones sin un sistema de gobierno corporativo suficientemente claro.”

Por otro lado, el tercer proyecto para el 2017 es un proyecto de decreto reglamentario de la Ley 1116 del 2006, la de insolvencias, para resolver problemas administrativos. Es decir, “lo que hace es hacer más rápido el proceso. Hay temas que tienen instancias muy complicadas, como avalúos, y lo que se quiere es achicar los términos para hacer que la respuesta sea más eficiente”, explicó el Reyes.

Por último, la Supersociedades espera culminar la liquidación del fondo Premium en el primer trimestre del 2017, el último eslabón de InterBolsa y el caso de CDO, el grupo empresarial comprometido con fallas estructurales en varios complejos habitacionales de Medellín, incluido el Space, que colapsó dejando 12 muertos en octubre del 2013. 

(Nota agregada de Portafolio)