El Parlamento Europeo y el Consejo Europeo aprobaron el pasado viernes una serie de restricciones para las transacciones que involucran criptomonedas, o las plataformas para su intercambio, con el fin de combatir con mayor efectividad el lavado de activos y la financiación del terrorismo.

Este nuevo paquete de reglas está encaminado, fundamentalmente, a solucionar uno de los mayores agujeros en las operaciones de criptomonedas: el anonimato de las personas que intervienen en ellas. Así, la Unión Europea dispuso que:

  • Los servicios de plataformas de transferencia de Bitcoin y otras criptomonedas, así como el de billeteras virtuales para su almacenamiento, deben garantizar que sus clientes y usuarios se identifiquen.
  • Se limitan las tarjetas prepagadas para pagos en línea.
  • Las autoridades nacionales de investigación de crímenes financieros tendrán un mayor acceso a fuentes de información, inclusive los datos de los registros de cuentas bancarias.
  • En el caso de las fiducias, se debe demostrar que los beneficiarios tengan un interés legítimo en el negocio fiduciario.

 

Lea también: Unión Europea retira a las FARC de su lista de terroristas

No todos en Europa estuvieron de acuerdo

Una vez se conoció de este nuevo paquete de medidas, también se supo que no todos los países que hacen parte de la Unión Europea estuvieron de acuerdo con su expedición. En efecto, países como Inglaterra, Malta, Luxemburgo e Irlanda fueron señalados de oponerse a esta acción aduciendo que tendría un impacto negativo en sus economías.

¿Qué ocurrirá a continuación?

El paquete de medidas debe ser introducido a las legislaciones internas de los países parte de la Unión Europea en los próximos 18 meses.

Lea también: Europol: únicamente el 10% los ROS recibidos se investigan