En la edición 73 de infolaft se publicó un artículo titulado ‘Cuidado con las operaciones encubiertas’, en el que se analizó esta técnica y se entregaron recomendaciones para que las entidades eviten verse afectadas por este tipo de investigación. En esta ocasión, el equipo editorial de infolaft entrevistó a Robert Mazur*, un famoso exagente encubierto estadounidense que logró infiltrarse en el Cartel de Medellín.

 

Infolaft:

¿Cuáles son las principales dificultades para hacer operaciones encubiertas en una institución financiera?

Robert Mazur:

Obtener que las fuerzas del orden reconozcan la gran cantidad de tiempo que se necesita para establecer correctamente las identidades encubiertas y los negocios relacionados que pueden soportar adecuadamente el control por parte de los sujetos potenciales de las investigaciones. Otros problemas o desafíos pueden surgir dependiendo de las circunstancias.

 

Infolaft:

¿EE.UU. puede hacer operaciones encubiertas en otros países?

Robert Mazur:

 

Sí, esto se hace tradicionalmente con el permiso de las autoridades competentes en el otro país, evitando así violar su soberanía. Cuando trabajé en Francia, el jefe de la aduana francesa aprobó la operación. En Inglaterra, fue la autoridad competente quien aprueba el trabajo encubierto (se coordina a través de la alta dirección de aduanas e impuestos especiales al servicio de su Majestad). Un magistrado autorizó mi trabajo encubierto en Suiza, etc.

Claramente ha habido momentos en los que los gobiernos extranjeros han afirmado que los EE.UU. no obtuvimos autoridad correspondiente por sus agentes para operar de forma encubierta en un país extranjero. Por ejemplo, las autoridades mexicanas previamente afirmaron que los agentes encubiertos que participan en la Operación Casablanca no lograron obtener la autorización apropiada para trabajar secretamente en México.

 

Infolaft:

¿Podría una operación encubierta generar un ROS?

Robert Mazur:

Podría, pero ese no es el objetivo de una operación encubierta. Los reportes de operaciones sospechosas se presentan generalmente por los bancos cuando perciben que una transacción puede estar conectada con una actividad criminal.

Supongo que podría suceder si los agentes encubiertos están actuando como criminales y un empleado honesto de la banca los ve como sospechosos o podría suceder si un empleado corrupto de la banca se da cuenta de que la persona que pensaban que era un criminal es en realidad un agente encubierto, en este caso es posible que el empleado del banco pueda presentar un ROS para disuadir a las fuerzas del orden de descubrir que estaban involucrados con conocimiento en el lavado de dinero.

 

Infolaft:

¿Puede un empleado bancario ser un agente encubierto?

Robert Mazur:

Es mucho más probable que un empleado del banco pueda llegar a ser un denunciante y ayudar a la policía encubierta como informante, ya que tiene evidencia de una conspiración criminal en curso.

Sin duda es posible que si la policía tiene pruebas sólidas de que el banco está involucrado en una actividad criminal podría tratar de obtener autorización para introducir un agente encubierto dentro del banco, pero esto crea otros problemas, tales como la posible violación del derecho a la privacidad financiera de cuentahabientes que no participan en la actividad criminal. Esta sería una situación complicada que sería impulsada por hechos específicos que pueden variar en gran medida.

 

Infolaft:

¿Qué responsabilidad tienen los bancos en casos de lavado de dinero cuando se realiza una operación encubierta?

Robert Mazur:

Eso depende de la extensión de la participación de la entidad financiera en la actividad criminal, de las resoluciones de los organismos reguladores y de las sentencias del tribunal competente. Hay demasiadas variables para dar una respuesta general a esta pregunta.

 

Infolaft:

De acuerdo con su experiencia, ¿hay alguna sanción contra las entidades financieras involucradas en operaciones encubiertas relacionadas con lavado de dinero?

Robert Mazur:

No estoy seguro de lo que entendemos por ‘‘involucradas en operaciones encubiertas’’. Ciertamente si un banco y sus empleados participan a sabiendas en situaciones de lavado de dinero las sanciones pueden variar desde la más grave (encarcelamiento de los banqueros y la pérdida de la licencia del banco para operar) a una pena mucho menor como una multa, que fue lo que se hizo en el Hsbc, Wachovia y otros casos.

 

Infolaft:

¿Cuánto tiempo puede durar una operación encubierta de lavado de dinero?

Robert Mazur:

Esto varía dependiendo de los hechos y circunstancias. En términos generales una operación encubierta continúa cuando se ha documentado claramente la recopilación de pruebas admisibles en relación con nuevos delitos y nuevos criminales

Si una operación dentro de un banco identifica rápidamente a todas las personas involucradas en actividades criminales sería prudente finalizar la operación y hacer las detenciones, ya que usted no desea seguir participando en actividades delictivas con la misma gente una y otra vez . Si esto ocurre, usted no está recibiendo nuevas pruebas y está facilitando la delincuencia.

 

Infolaft:

¿Las operaciones encubiertas siguen siendo una herramienta eficaz para desmantelar las organizaciones de lavado de dinero?

Robert Mazur:

Sí, sigue siendo una herramienta eficaz, aunque me parece que no se utiliza tan a menudo como debería ser utilizada.

 

Infolaft:

Cuando realizan una operación encubierta en un banco, ¿qué buscan demostrar: la culpabilidad del banco o solamente se centran en los clientes delincuentes?

Robert Mazur:

Un banco, en general, no lava su propio dinero a sabiendas. Muy a menudo un banco corrupto (incluyendo a los empleados bancarios corruptos) lavan los fondos para los criminales que son clientes. Si los empleados del banco son conspiradores tanto los banqueros y los titulares de cuentas serían sujetos de una operación penal. He trabajado de incógnito en un banco que se acercó al gobierno de Estados Unidos y explicó que sentían que un cliente estuvo involucrado en actividades delictivas.

En ese caso raro, los funcionarios de los bancos nos autorizaron a mí y a uno de mis compañeros para hacernos pasar por funcionarios del banco, por lo que pudieron observar e interactuar con el titular de la cuenta, que en realidad era un mensajero para una organización de drogas. En ese caso, uno de nuestros agentes trabajó cerca del cliente y le ofreció sobornos para ayudar a lavar el dinero de su cliente a través del banco. Nuestro agente, haciéndose pasar por un empleado del banco, grabó conversaciones con el titular de la cuenta, que dio lugar a la acusación y detención del titular de la cuenta y de varios de sus colaboradores.

Foto por infolaft

 

*Nota: la entrevista original se hizo en inglés y la traducción fue realizada por infolaft.