La próxima semana en París (Francia) habrá plenaria de Gafi. Se espera que el organismo internacional apruebe la publicación de un informe que haga claridad acerca de la gestión del riesgo en la banca corresponsal para combatir el fenómeno de de-risking.

 

Cuando los delegados de Gafi decidieron hace varios años obligar al sector financiero a implementar estrictas medidas para combatir el lavado de activos jamás pensaron que un día ese sector les saliera un paso adelante al decidir no gestionar el riesgo, sino eliminarlo.

Y es que la tendencia actual de muchas corporaciones financieras multinacionales es la de no hacer negocios que los expongan al lavado de activos y la financiación del terrorismo, en lugar de aplicar los conceptos de gestión de riesgo.

Por ello Gafi ha tenido que hacer una campaña pública para combatir la eliminación del riesgo (que se conoce como de-risking) debido a que esto ‘‘podría dar lugar a la exclusión financiera’’ en todo el mundo, fenómeno que sin duda tendría un impacto grave en las economías.

Es tal la preocupación en Gafi que durante la plenaria de la próxima semana representantes de dicho organismo junto con delegados del Banco Mundial y el FMI, entre otras instituciones, discutirán varias estrategias para fomentar la aplicación del enfoque basado en riesgo en entidades financieras y así hacer frente al de-risking.

El producto de esas discusiones se vería materializado en una guía cuyo objetivo será evitar la aplicación incorrecta de las medidas ALA/CFT.