Así lo señaló Carlos Medina Ramírez, viceministro de Política Criminal, al término de la presentación de un informe de Naciones Unidas que reveló un incremento del 39% en el área sembrada con cultivos ilícitos en Colombia.

 

Luego de que la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc por su sigla en inglés) revelara este viernes que las hectáreas cultivadas con coca en Colombia pasaron de 69 000 en 2014 a 96 000 en 2015, el viceministro Medina sostuvo que ‘‘desde el año pasado nosotros estábamos previendo efectivamente la tendencia al incremento de los cultivos ilícitos’’.

El mismo funcionario recordó que el Gobierno Nacional promueve desde hace tiempo un cambio en la estrategia de lucha contra las drogas –entre la cual se ha decidido suspender las fumigaciones con glifosato para atacar otros eslabones de la cadena- y por ello afirmó que la medición del área sembrada con cultivos ilícitos no debe ser la única variable a considerar.

‘‘Lo que pasa es que históricamente nos hemos amarrado al [indicador] de cultivo, al de hectárea cultivada y eso ha desdibujado muchas cosas buenas que se hacen en materia de lucha hoy en día contra las drogas y que se van a hacer en el futuro’’, sostuvo.

Al ser consultado por Infolaft respecto a qué otra información se debería tener en cuenta en estos informes, el alto funcionario señaló que el dato de departamentos libres de coca ‘‘es un indicador que debería ser el mas importante, [para medir] no tanto por el hectariaje, sino porque no tengan la presencia de los cultivos’’. Medina también señaló que el número de cristalizaderos destruidos y de personas capturadas son variables igualmente importantes.

Por su parte Bo Mathiesen, representante de Unodc en Colombia, señaló ante los micrófonos de Infolaft que ‘‘no creo que hay motivación en este momento para hacer un cambio radical’’ de la metodología, aunque reconoció que ‘‘siempre hay espacio para ajustes’’.

‘‘Nosotros siempre estamos muy pendientes de actualizar la metodología [y] es por eso que existe un comité técnico interinstitucional donde participan varias entidades del gobierno y la sociedad académica (…). Hoy día estamos usando metodologías que son muy fuertes técnicamente’’, aclaró el delegado de Unodc.