El equipo de la Oficina contra la Droga y el Delito de Naciones Unidas está trabajando en el diseño de un modelo para trasladar al sector real algunas de las mejores prácticas que se han desarrollado en el sector financiero para luchar contra el lavado de activos y la financiación del terrorismo. Celebramos este esfuerzo.