El pasado lunes, la Corte del Distrito Sur de la Florida sentenció a 27 meses de cárcel al comerciante colombiano, de origen libanés pero naturalizado panameño, Nidal Waked Hatum, luego de que se declarara culpable del delito de conspiración para lavar activos en Miami y Panamá.

La sentencia tiene origen en la declaratoria de culpabilidad que Waked Hatum presentó el pasado mes de octubre en la que aceptaba haber participado en actividades de blanqueo de capitales entre 2000 y 2009, pero se descartó el cargo más grave (por el que la fiscalía pedía hasta 30 años de prisión) referente a fraude bancario.

En su sentencia, el juez encargado del caso, Robert Scola, tuvo en cuenta los ocho meses en que Waked Hatum estuvo detenido en la cárcel La Picota, en Bogotá, tras ser capturado por agentes de la DEA en mayo de 2016 cuando trataba de abordar un vuelo en el aeropuerto ElDorado de la capital colombiana.

El próximo 8 de marzo habrá una audiencia en la misma corte para determinar el inventario de bienes que el condenado deberá devolver al Estado.