David Schwartz, CEO de la Asociación Internacional de Bancos de la Florida (Fiba por su sigla en inglés), hizo un llamado a los directivos de Ofac ya que a su modo de ver la designación de bancos en la ‘lista Clinton’ afecta las cuentas de corresponsalía y tiene un impacto enorme sobre las operaciones de comercio exterior de un país.

 

Infolaft:

¿Cuál es la razón para que el tema del de-risking haya tomado tanta fuerza en América Latina?, ¿ahora hay más riesgo?

David Schwartz:

No es que ahora haya más riesgo, pero hay más enfoque en riesgo y ese es el tema. Tenemos más regulación y sigue saliendo [nueva regulación], y hay una cierta preocupación que obviamente viene de nuestro país –de los Estados Unidos– porque como aplicamos nuestra ley en forma extraterritorial, [eso] tiene su impacto acá en la región.

Entonces ustedes [en América Latina] no solamente tienen que cumplir con sus propias normas y reglas, sino también con las nuestras si quieren operar en Estados Unidos. Es por eso.

 

Infolaft:

¿Ustedes tienen cifras sobre qué tantas cuentas de corresponsalía se han visto afectadas?, ¿cuál es el impacto del de-risking?

David Schwartz:

Hay un estudio del Fondo Monetario Internacional (FMI) y creo que las cifras son extraordinarias, sobre todo en América Central y el Caribe.

Colombia no ha sido tan afectada porque tiene un sistema financiero y regulatorio bastante sofisticado. La banca colombiana, desde hace muchos años, ha estado involucrada no solamente en los avances regulatorios, sino en los tecnológicos.

Pero [el tema] en América Central es más complicado y se lo ve como más riesgoso, con más corrupción, más narcotráfico, más fraude y eso es lo que preocupa a los reguladores americanos.

 

Infolaft:

En la región el FMI y Gafilat están realizando evaluaciones y parece que no están saliendo tan bien para algunos países, entre otras cosas porque el factor clave es la efectividad. Si continúa la tendencia de que las evaluaciones salgan mal, ¿cree que eso podría impactar el tema de banca corresponsal?

David Schwartz:

Sí puede, pero creo que esas evaluaciones ya tienen sus impactos. Hemos visto que Panamá reaccionó rápidamente para salir de la lista gris, [pero] es más complicado en otros países que tienen otros problemas internos por resolver, ya que no se separa el sistema regulatorio de la industria bancaria del análisis o la evaluación [que se hace] del Gobierno.

Puede ser que los bancos hayan hecho progresos, pero si el Gobierno no demuestra que ellos también han progresado en sus reformas regulatorias no habrá ese impacto sobre la evaluación. Es ahí donde tenemos el problema.

 

Infolaft:

¿Desde la Florida cómo ven al sector bancario de la región?, ¿en qué áreas valdría la pena fortalecer los controles?

David Schwartz:

No son tanto los controles sino el efecto que tienen. Todos los días estamos viendo en los periódicos globales las multas sobre la banca americana o la banca europea, pero en América Latina no se ve eso y ahí surge otro tema que se está mirando de cerca y es: ¿dónde esta el poder judicial tras toda esa regulación? Porque la regulación no vale nada si no hay un poder detrás, si no hay una autoridad que lo esté enfocando. Eso está llamando la atención de la industria, pero no significa que la industria no esté conforme. Es complejo.

 

Infolaft:

La lucha contra el lavado de activos a nivel mundial tiene un poco más de 20 años. Comenzamos con un modelo muy general que se ha ido fortaleciendo con estadísticas y el enfoque basado en riesgo fue lo novedoso hace unos años. ¿Qué sigue?, ¿cuál será el siguiente paso?

David Schwartz:

Es que ese enfoque basado en riesgo es primordial y es la parte fundamental del análisis de riesgo. El problema es que hay más regulación saliendo, y ¿qué efecto tiene eso? Que la industria está aplicando tanto un enfoque basado en riesgo como un enfoque basado en costo y beneficio.

Entonces puede ser que acá [en América Latina] hagan reformas, que la industria esté conforme, que se invierta en recursos humanos y en tecnología, pero si al final del día el flujo de transacciones no es suficiente para cubrir el costo del banco en los Estados Unidos, ellos van a decir: ustedes están haciendo todo bien, pero desafortunadamente para nosotros no es lo suficientemente rentable para cubrir los costos y los riesgos regulatorios que estamos asumiendo.

 

Infolaft: 

¿En qué es en lo que más fallan los bancos de América Latina y que les generan mayores riesgos de corresponsalía?

David Schwartz:

El problema es que los bancos pequeños no tienen los recursos para invertir en cumplimiento, en sistemas y en todo lo que se requiere. Eso preocupa mucho a la banca de corresponsalía. Obviamente los bancos grandes tienen los recursos, tienen más clientes y más cobertura en el país y por eso el riesgo es menor.

Desafortunadamente hay una distinción entre la banca grande y la banca mediana y pequeña, y todo el tema del de-risking tiene un impacto muy negativo en estos últimos, que a su vez son los que brindan los servicios que ayudan a resolver el problema de inclusión financiera.

Un banco grande no va a estar interesado en tratar con un cliente de pocos recursos, pero un banco pequeño o un banco comunitario que esté presente en los pueblos sí lo puede hacer. Pero si los costos son tan altos y [los bancos pequeños] no pueden depender de un banco grande porque este no quiere ese negocio, entonces será bien problemático para la banca pequeña y mediana sobrevivir bajo esas condiciones.

 

Infolaft:

¿Ya están trabajando en la conferencia antilavado de Fiba del próximo año? ¿qué temas traerá?

David Schwartz:

Sí, ya estamos trabajando en la agenda y la gente ya se está inscribiendo a pesar de que faltan casi siete meses. Vamos a seguir hablando del tema regulatorio y también de las sanciones porque hay mucha confusión, sobre todo con respecto a Cuba. El director interino de Ofac dijo en el Congreso Panamericano de Riesgo de Lavado en Cartagena: ‘hemos relajado algunas regulaciones, pero todavía están ahí’ y el bloqueo existe.

Vamos a seguir hablando del tema de de-risking porque finalmente el Banco Mundial, el Fondo Monetario y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) se están despertando y están entendiendo que hay un problema serio en la región porque la falta de bancos de corresponsalía destruye todo lo que ellos han hecho en materia de bancarización e inclusión financiera, ya que si no hay cuenta bancaria de corresponsalía no hay acceso al mercado americano.

En el tema relacionado con sanciones vamos a hablar de las acciones de Fincen y de Ofac, [de todo] lo que pasó en Honduras y en Panamá, y de lo que Fincen hizo en Andorra y en Chipre. Es preocupante para la industria que Ofac entró en Honduras y en Panamá y efectivamente cerraron bancos, pero bancos comerciales. Puede ser que existieran problemas con los grupos controladores de esas instituciones, pero siendo bancos comerciales había operaciones lícitas, había clientes, había comercio exterior pasando a través de esos bancos. Si uno entra así y nombra a un banco como narcotraficante eso puede destruirlo. ¿Y qué pasa con los empleados? Hay que pensar en todo.

 

David Schwartz. Foto por Fiba

 

Infolaft:

Lo que se dice es que la acción tiene un impacto tan grande que genera daños colaterales…

David Schwartz:

Así es y entendemos que [deben actuar] si detectan que esos grupos están involucrados en operaciones ilícitas de lavado de dinero, lo entendemos si están utilizando los bancos. Pero no puedes cerrar un banco así y cerrar un grupo de empresas sin pensar en los impactos sobre los empleados, la comunidad y los negocios lícitos que existen entre esos grupos y el exterior.

Eso sucedió en el caso de Honduras: había operaciones de comercio exterior cuando Ofac los incluyó ahí en su lista y eso implica que nadie puede hacer operaciones con ese banco, implica [que] no se puede liquidar una operación porque los fondos están bloqueados de inmediato, y un país vive del comercio exterior, de importaciones y exportaciones.

 

Infolaft:

¿Y ustedes desde Fiba tienen alguna estrategia o iniciativa de comunicación con Ofac para tratar ese tema?

David Schwartz:

Ya lo estamos haciendo, ya hemos entrado en conversaciones tanto con el Departamento del Tesoro, con Fincen y con Ofac tratando de explicar las consecuencias. Obviamente esa no era la intención de ellos, no era de su interés tener ese impacto negativo y creo que aprendieron algo, porque los casos de Honduras y Panamá son distintos.

En el caso panameño hablaron con el gobierno de ese país y este tomó control del banco, no liquidaron todo sino que emitieron licencias, es decir, aprendieron algo del caso de Honduras y para nosotros ese es un paso hacia adelante. Obviamente no es que queramos ver la sindicación de un banco como narcotraficante, pero por lo menos si lo van a hacer que lo hagan con cautela, que antes piensen bien en todos los impactos que pueden acontecer y que tengan eso en cuenta.

 

Infolaft:

Y es que la lista tiene un impacto muy fuerte porque es un bloqueo y un banco vive de su reputación, de su imagen…

David Schwartz:

Y no solamente sobre el banco, [la acción] tiene un impacto sobre el país. Mire todo lo que ha sufrido Panamá y lo que dijo el director de su UIF: los pusieron en la lista gris y trabajaron duro para salir, pero luego salieron los Panamá Papers y [reseñaron al] Balboa Bank & Trust, y eso también tiene su impacto en la banca de corresponsalía porque van a preguntarse: ¿hay otros bancos en la misma situación, en el mismo país y que nosotros no hemos detectado? Es decir, empiezan a pensar qué hacer.

 

Infolaft:

¿Tiene previsto incluir algo de Colombia en la conferencia Fiba de 2017? Esto en la medida en que se va a firmar el acuerdo de paz con las Farc.

David Schwartz:

Incluiremos una sección sobre América Latina. Vamos a hablar de Colombia y del sector real porque es algo que nos han solicitado con ocasión de las nuevas leyes y normas. El tema de las Farc es interesante porque también toca la cuestión de terrorismo y de sanciones.