La nueva norma para el sector real hace especial énfasis en que las entidades obligadas deben cerciorarse de que su Oficial de Cumplimiento tiene tanto las competencias adecuadas para gestionar el riesgo de LA/FT como el entendimiento completo del funcionamiento del negocio.

 

La más reciente modificación que realizó la Superintendencia de Sociedades a la Circular Básica Jurídica el pasado mes de octubre introdujo una nueva obligación clara y expresa para los obligados a prevenir el lavado de activos y la financiación del terrorismo: «las empresas deberán asegurarse de que el Oficial de Cumplimiento (…) acredite los conocimientos requeridos sobre la operación de la Empresa y la administración de riesgos».

Aunque la circular no especifica la forma en que el empleado de cumplimiento debe demostrar que está capacitado para llevar a cabo una correcta gestión del riesgo de LA/FT, ni la vía en que la compañía puede comprobar estas capacidades, no cabe duda de el Oficial de Cumplimiento tiene que tener una formación previa y demostrable y que las empresas deben asegurarse de ello.

La exigencia resulta relevante si tenemos en cuenta que la tarea del Oficial de Cumplimiento es cada día más exhaustiva, pues no sólo está a cargo de la cadena de identificación, evaluación, control y monitoreo del riesgo de blanqueo de capitales, sino que también debe velar por el efectivo funcionamiento del sistema, evaluar informes de auditoría y presentar informes internos y externos, procurar una correcta gestión documental y coordinar programas de capacitación.

Estas acciones, que podrían parecer gaseosas en principio, se vuelven concretas a medida que la norma misma impone obligaciones específicas de cierto grado de complejidad técnica y jurídica al Oficial de Cumplimiento (como el diseño, la presentación, la puesta en marcha y la dirección del sistema antilavado), lo que a la postre justifica este novedoso requisito de formación.

Dado este nuevo escenario, la oferta de capacitación ha ido en aumento (como lo mostró infolaft el pasado mes de agosto en el artículo Oferta de capacitación formal para los oficiales de cumplimiento), pero aún hay algunos inconvenientes en la periodicidad de los cursos y las facilidades de acceso (tanto de desplazamiento como de horario) que han limitado las posibilidades de formación.

Para suplir algunos de estos inconvenientes, la firma de consultoría experta en gestión del riesgo de LA/FT Lozano Consultores ha estructurado una serie de cursos virtuales de capacitación que, además de cumplir con los requisitos normativos, aportan herramientas teóricas y prácticas a los profesionales que se enfrentan día a día a la lucha contra las finanzas ilícitas.

El próximo curso que Lozano Consultores tiene programado iniciará el 15 de enero de 2017 y estará enfocado a los a los oficiales de cumplimiento del sector real que necesiten acreditar su capacitación o reforzar la que ya tienen. El programa incluye nueve módulos divididos por temas, lecturas especializadas y herramientas complementarias, bajo la tutoría de Alberto Lozano Vila, abogado experto con más de 20 años de experiencia en prevención de lavado de activos.