Juan Ricardo Noero, presidente de Pacific Infrastructure, admitió este martes que le dieron aviso a las autoridades sobre una inversión que se le inyectó a esa empresa a través del exviceministro Gabriel García Morales, preso por los sobornos de Odebrecht.

Según Noero, quien también pasó por el viceministerio de Transporte, García Morales le presentó a Pacific a un grupo empresarial cartagenero reunido en la firma Lurion Trading, con sede en Panamá.

Dicho grupo invirtió en Pacific Infrastructure 2 millones de dólares a finales de 2010, cuando se hizo la primera operación de levantamiento de capital de riesgo que sumó 40 millones de dólares.

“Aunque ya hemos inyectado más de 400 millones de dólares y ese aporte tan solo corresponde al 0,8 por ciento, decidimos, el pasado 17 de enero, darle aviso a la Unidad de Inteligencia y Análisis Financiero (UIAF) como una posible operación sospechosa”, dijo Noero.

Lurion Trading fue registrada en panamá el 20 de enero de 2010, el mismo año en el que le inyectaron el capital a Pacific Infrastructure. Entre sus directivos aparecen tres nombres que se repiten más de cien veces en los registros de Panamá lo que indica que son simples intermediarios.

Al momento de la transacción, García Morales ya había recibido el soborno de Odebrecht para que se le adjudicara la construcción de la Ruta del Sol Fase II, tasada en 2, 3 billones de pesos.

(Nota agregada de El Tiempo)