El Tribunal Superior de Bogotá dejó en firme el proceso de extinción de dominio contra costosos terrenos en Envigado, Antioquia, en los cuales se desarrolló un lujoso complejo habitacional, denominado Meritage, por tener relación con una red criminal.

En agosto del año pasado, se reveló la ocupación de los predios, avaluados en 60.000 millones de pesos por fiscales de la Dirección de Extinción de Dominio que investigaban si algunos de los terrenos estaban a nombre de personas con nexos con la temida ‘oficina de Envigado’.

Esa es la investigación en la que aparecen el narcotraficante Héctor Javier Restrepo Santamaría, alias Perraloca, y Guillermo León Arango Uribe, alias Gurú, quien sería el eslabón entre ‘la Oficina’ y el exsenador Otto Bula, preso por el escándalo de los millonarios sobornos de Odebrecht.

La Sala de Decisión del Tribunal mantuvo en firme las medidas cautelares ordenadas por la Fiscalía sobre los predios, que seguirán bajo el manejo de la Sociedad de Activos Especiales (SAE).

“Lo cierto es que la instructora cuenta con elementos de los cuales se infiere la posibilidad de que la fuente de la propiedad no sea honesta”, se lee en la decisión.

En el expediente aparece el testimonio de Iván López Vanegas, quien fue extraditado a Estados Unidos, condenado en primera instancia a 24 años de cárcel por el delito de narcotráfico y luego absuelto. Según su declaración, a la que los investigadores le dan crédito, estando en Estados Unidos su hijo fue secuestrado y obligado a firmar las escrituras del costoso predio, que junto con otros terrenos habrían terminado bajo el control de ‘Perraloca’.

Según el denunciante y testigo en la investigación, los predios que le fueron arrebatados, y los cuales están en el expediente junto con otros que habrían sido parte de negocios de ‘la Oficina’, están a nombre de la modelo paisa Tatiana Gil Muñoz, exesposa de ‘Gurú’.

“Por consejo de Guillermo Arango, ‘Gurú’, Iván López Vanegas se puso en contacto con Héctor Javier Santamaría, ‘Perraloca’, homicida y narcotraficante, entre otras conductas miembro de la ‘oficina de Envigado’, con miras a solucionar el problema de las tierras”, aparece en dicho expediente.

En documentos del ente investigador, Restrepo Santamaría aparece como uno de los narcos que intentaron colarse en la desmovilización de las autodefensas en el gobierno de Álvaro Uribe, presentándose como integrante del Bloque Bananeros.

Según la investigación, el valioso predio fue traspasado en abril de 2005 de Luis José Varela Arboleda a José Ignacio Cardona Rodríguez, quien a su vez hizo varias ventas que fueron examinadas por las autoridades, “concluyendo que se relacionan con Héctor Javier Restrepo Santamaría, pero tienen procedencia lícita y se combinaron con predios, esos sí, presuntamente de origen ilícito”.

Una de las evidencias en el caso es el testimonio obtenido por un investigador privado y en el cual Varela Arboleda señala que no tenía cómo comprar esos predios, pues se dedicaba a vender mangos y a cuidar carros y motos en la calle.

Con la decisión del tribunal se da vía libre para que continúe el proceso de extinción de dominio de los predios cuyas medidas cautelares quedan vigentes.

(Nota agregada de El Tiempo)