La Ministra de Justicia y del Derecho, Gloria María Borrero, anunció la semana pasada durante el debate de control político sobre fumigación de cultivos ilícitos que la Política Integral de Drogas, que está en proceso de construcción al interior del Gobierno Nacional, será presentada al Consejo Nacional de Estupefacientes para su aprobación en el transcurso de las próximas dos semanas luego de finalizar la etapa de ajustes del documento.

Según la funcionaria, “la política antidrogas estará construida sobre cinco grandes pilares, uno de ellos transversal que atraviesa los otros cuatro y que contempla acciones como la generación de las condiciones territoriales para poder impulsar economías lícitas de carácter rural y urbano. Si no llevamos desarrollo rural a las zonas afectadas por cultivos ilícitos no podremos resolver el problema”, anotó Borrero.

Los cuatro pilares mencionados por la ministra de justicia son la reducción del impacto del consumo de drogas, la reducción de la disponibilidad de drogas, la desarticulación y afectación de las organizaciones criminales y la afectación de las economías y rentas criminales.

En cuanto a las acciones que se implementarán en conjunto con otras entidades para golpear toda la cadena del narcotráfico, la ministra anunció que se fortalecerá la extradición, se intervendrán los mercados internos de drogas que estimulan el microtráfico, se fortalecerá la inteligencia para desarticular las redes utilizadas por las organizaciones criminales que lavan activos y se perseguirán los bienes cuyo origen o destinación sean ilícitos. Frente a todas estas acciones la conclusión de la ministra fue que “nos estamos tomando el problema muy en serio”.

 

El aumento en el consumo

 

Frente a esta Política Integral de Drogas, documento con el que hasta ahora no contaba el país, el Viceministro de Política Criminal y Justicia Restaurativa, Juan Francisco Espinosa, comentó que el consumo de sustancias psicoactivas en Colombia ha venido aumentando de manera dramática.

“En 1996 seis de cada 100 personas aceptaba haber consumido drogas y en 2013 esta cifra subió a 12 personas. En marihuana vamos en 26 de cada 100, y en cocaína, en cinco de cada 100. Además, de las 800 nuevas sustancias psicoactivas a nivel mundial ya tenemos 32 en Colombia”, anotó el viceministro, quien añadió que además del crecimiento sin precedentes de las hectáreas sembradas con coca, la productividad de la mata creció en un 31%, es decir, que hoy es mucho más poderosa que años atrás.

Lea también: Así es la reforma a la justicia presentada por el gobierno