El 2012 fue un año histórico en la lucha contra el lavado de activos y la financiación del terrorismo a nivel mundial: fueron modificadas las antiguas 40+9 recomendaciones del GAFI y hubo importantes cambios en sus listas grises que involucraron algunos países de la región, además se emitieron muchas y millonarias sanciones contra varias entidades financieras por fallas en sus sistemas de prevención.

 


 

 

Casos principales

El escándalo del HSBC

El caso más importante del año fue el del HSBC, el cual reconoció ante el Subcomité de Investigaciones Permanentes del Senado de EE.UU. que sus controles de prevención LA/FT no fueron los adecuados. Dichas fallas permitieron que a través de varias de sus sucursales se movieran enormes cantidades de dinero proveniente de narcotraficantes y de países sancionados por OFAC.

Entre las flagrantes inconsistencias en el sistema de prevención LA/FT se destacaron las siguientes:

  • Caso omiso de 17 mil señales de alerta
  • No tener métodos eficaces para detectar operaciones sospechosas
  • No reporte de operaciones sospechosas
  • No evaluar el riesgo de la apertura de cuentas de corresponsalía

Tras varios meses de especulaciones acerca del carácter y monto de la sanción, a comienzos de diciembre se conoció que el Grupo HSBC pagará un total de U$1 921 millones de dólares por concepto de varias multas simultáneas emitidas por la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC por su sigla en inglés), la Oficina Contralora de la Moneda (OCC por su sigla en inglés), la Oficina del Fiscal del Distrito de Nueva York, además de varias sanciones civiles.

 

Multas y más multas…

El caso del HSBC permite contextualizar la gran actividad de las autoridades del mundo en lo relativo a la emisión de multas contra entidades financieras del planeta por irregularidades, dolosas y culposas, en sus sistemas de prevención LA/FT.

A continuación InfoLAFT recuerda los casos más sonados de 2012:

Entidad emisora multa

Entidad financiera sancionada

Concepto de la multa

Monto de la multa

Fecha

FSA (Autoridad de Servicios Financieros de Reino Unido)

Coutts & Co.

No control de PEP

U$13.8 millones de dólares

Abril 2012

FSA (Autoridad de Servicios Financieros de Reino Unido)

Habib Bank AG Zurich

Fallas en la debida diligencia del cliente

U$854 mil dólares

Mayo 2012

OFAC (Oficina de Control de Activos Extranjeros)

ING Bank

Realizar transacciones con países sancionados

U$619 millones de dólares

Junio 2012

FSA (Autoridad de Servicios Financieros de Reino Unido)

Bank of Turquía

No controles en cuentas de corresponsalía

U$478 mil dólares

Agosto 2012

Unidad de Información Financiera de Argentina

HSBC Argentina

No entrega de ROS

U$6.5 millones de dólares

Agosto 2012

DFS (Departamento de Servicios Financieros Nueva York)

Standard Chartered Bank

Realizar transacciones con países sancionados

U$340 millones de dólares

Agosto 2012

FDCI (Corporación Federal de Seguro de Depósitos)

FINCEN (Red contra los Delitos Financieros)

First Bank of Delaware

No entrega de ROS

No capacitación de personal

No realización de auditorías al sistema de prevención LA/FT

U$15 millones de dólares

Noviembre 2012

OFAC (Oficina de Control de Activos Extranjeros)

Standard Chartered Bank

Realizar transacciones con países sancionados

U$132 millones de dólares

Diciembre 2012

OFAC (Oficina de Control de Activos Extranjeros)

Bank of Tokyo-Mitsubishi UFJ

Realizar transacciones con países sancionados

U$8.6 millones de dólares

Diciembre 2012

 

Las multas contra entidades financieras del mundo, reseñadas por InfoLAFT a lo largo de todas sus ediciones de 2012, sumaron la astronómica cifra de U$3 057 millones de dólares.

 

Acciones contra el delito

Las 40 recomendaciones modificadas

El Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) dio a conocer durante su plenaria de febrero de 2012 las 40 recomendaciones modificadas, luego de un proceso de consultas que duró aproximadamente dos años.

Plenaria GAFI en la que se aprobaron las modificaciones a las 40 recomendaciones. Foto por FATF-Benjamin Renout

 

Los principales cambios en estas directrices de lucha contra el lavado de activos y la financiación del terrorismo a nivel mundial se detallan a continuación:

 

Enfoque basado en riesgo

El objetivo del GAFI es que los países y las entidades financieras hagan un uso más efectivo de sus recursos, aplicando medidas más rigurosas donde existen mayores riesgos.

Delitos fiscales como fuente del LA

Las 40 recomendaciones modificadas contemplan la inclusión de los delitos fiscales como fuentes del lavado de activos. Esto busca articular la gestión de las autoridades policiales y fiscales de los países.

Ojo con armas de destrucción masiva

La lucha contra la financiación de la proliferación de armas de destrucción masiva también se incluyó en las 40 recomendaciones modificadas. Si bien el GAFI todavía no ha definido la metodología de evaluación de este mandato, considera que la experiencia que ha dejado la lucha contra el LA/FT puede aportar a combatir este flagelo.

Más cuidado con PEP

El GAFI amplió el concepto de personas expuestas políticamente (PEP) a los miembros de organizaciones internacionales y a los familiares de todos los PEP. Esencialmente busca que las entidades financieras refuercen sus controles para identificarlos.

Mayor cooperación internacional

Las 40 recomendaciones modificadas también suponen ampliar el intercambio de información entre las autoridades de todos los países con fines de investigación, supervisión y penalización del LA/FT.

Lucha contra la FT integrada

Las anteriores 9 recomendaciones especiales para combatir la financiación del terrorismo se integraron en las 40 recomendaciones. De acuerdo con el GAFI, esto evidencia un estrecho vínculo entre los dos delitos.

 

GAFI hasta 2020

Durante una reunión de Ministros y Representantes del GAFI, celebrada en Washington (EE.UU.) en el mes de abril, se decidió la extensión del mandato del organismo por otros ocho años, es decir, hasta el año 2020. Cabe señalar que el mencionado período del GAFI expiraba en 2012.

Su principal objetivo sigue siendo el de ‘‘establecer normas y promover la aplicación efectiva de las medidas legales, reglamentarias y operativas para luchar contra el LA/FT y otras amenazas relacionadas con la integridad del sistema financiero internacional’’.

 

Medidas contra el LA en el Vaticano

Durante el mes de septiembre la Santa Sede confirmó la designación de René Bruelhart como nuevo director de la Autoridad de Información Financiera (AIF) del Instituto para las Obras de la Religión (IOR). Bruelhart es un experto en la prevención del lavado de activos a nivel europeo, toda vez que fue director de la UIF de Liechtenstein y vicepresidente del Grupo Egmont.

El nombramiento se dio luego de los rumores de posible lavado de activos a través del Instituto para las Obras de la Religión (IOR), tras la apertura de una investigación contra su exdirector, Ettore Gotti Tedeschi, por parte de la Fiscalía de Roma, Italia.

Igualmente, se debe destacar que en marzo de 2012 el banco JP Morgan anunció el cierre de una cuenta del IOR en una de sus sucursales de la capital italiana por la nula información que entregó para justificar millonarias transacciones.

 

Cuba ingresó a GAFISUD

La entrevista que la presidenta del Grupo de Acción Financiera de Sudamérica (GAFISUD) durante el periodo 2011–2012, Tamara Agnic, le concedió a comienzos de diciembre a InfoLAFT dejó como gran noticia que Cuba solicitó oficialmente en el mes de noviembre su ingreso al organismo. La candidatura de Cuba fue evaluada por GAFISUD durante la plenaria realizada entre el 13 y 14 de diciembre de 2012 en Buenos Aires, Argentina.

Según informó el Ministerio de Relaciones Exteriores de la isla el pasado 13 de diciembre, a través de un comunicado de prensa, GAFISUD aprobó ese mismo día ‘‘por unanimidad el ingreso de Cuba como miembro pleno’’.

El informe de prensa agregó que los miembros del organismo regional ‘‘reconocieron el compromiso y la seriedad de Cuba en el enfrentamiento al lavado de dinero y la financiación del terrorismo’’ en razón de que ‘‘el país implementa un amplio conjunto de medidas de carácter legal, administrativo e institucional, para garantizar que en el territorio cubano no se cometan actos relacionados con el lavado de activos, ni se pueda utilizar jamás para organizar, financiar o ejecutar actos terroristas contra país alguno’’.

Cabe recordar que Cuba se encuentra en la lista gris oscura del GAFI de países que ‘‘tienen deficiencias estratégicas en sus sistemas de prevención LA/FT y no han tenido suficientes progresos en la corrección de las mismas’’.

 

La región en listas del GAFI

Los que dejaron la lista gris en la región

Antes de abordar los hechos relevantes durante 2012 en lo relacionado con las listas del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI), se debe recordar que el organismo maneja tres listas: una negra, una gris oscura y una gris clara.

La lista negra es la de aquellas jurisdicciones que no tienen interés en combatir el LA/FT en el marco de los procesos del GAFI. Por su parte la lista gris oscura es la de aquellos países que sí hacen parte del proceso GAFI, pero tienen serias deficiencias estratégicas en sus sistemas de prevención. Finalmente, la lista gris clara es la de aquellas jurisdicciones que están ejecutando su plan de acción de acuerdo con el GAFI.

Luego de las salvedades descritas, es preciso recordar que el año anterior los sistemas de prevención del lavado de activos y la financiación del terrorismo de Paraguay y Honduras fueron reconocidos por el GAFI durante su plenaria de febrero de 2012, razón por la cual el organismo mundial optó por retirarlos de su lista gris clara. Los dos países hacían parte de este listado desde febrero de 2010.

Trinidad y Tobago fue objeto de la misma resolución durante la plenaria del mes de octubre, toda vez que el GAFI acogió con ‘‘satisfacción el progreso significativo de Trinidad y Tobago en la mejora de su régimen de prevención del LA/FT’’. El país insular entró a la lista gris clara en febrero de 2010.

 

Los que siguen en la lista gris clara

Argentina termina un año más en la lista gris clara del GAFI a pesar de los ingentes esfuerzos realizados por ajustar su marco normativo a las exigencias del organismo internacional, enfrentando incluso fuertes críticas internas por la aprobación de una cuestionada ley contra la financiación del terrorismo. No obstante lo anterior, el GAFI felicitó al país sudamericano por sus avances y lo instó a seguir mejorando los puntos en los que todavía subsisten deficiencias.

El caso de Venezuela es similar al de Argentina: continúa en la lista gris clara, pero recibió el reconocimiento del GAFI acerca de sus progresos en materia de lucha contra el LA/FT. Por lo anterior recibirá en 2013 una visita in situ para confirmar la implementación de las reformas necesarias para corregir las deficiencias previamente identificadas.

Una situación distinta vive Nicaragua, que si bien está incluida en el mismo listado gris claro –desde junio de 2011–, recibió un llamado de atención del GAFI tras su plenaria de octubre de 2012 en la que le advirtió que la incluirá en la lista gris oscura si no mejora su sistema de prevención.

 

La gris oscura

Ecuador fue incluido en la lista gris oscura durante la plenaria que tuvo lugar en junio de 2012. Al respecto, el GAFI observó que ‘‘a pesar del alto nivel de compromiso político de Ecuador para trabajar con el GAFI y GAFISUD para hacer frente a sus deficiencias estratégicas de prevención LA/FT, no ha avanzado lo suficiente en la aplicación de su plan de acción dentro de los plazos establecidos y se mantienen ciertas deficiencias estratégicas’’. Es preciso recordar que el vecino país ya había sido incluido en este mismo listado en febrero de 2010, pero salió en junio del mismo año.

Por otra parte, Bolivia sigue en la lista gris oscura de países que ‘‘tienen deficiencias estratégicas en sus sistemas de prevención LA/FT y no han tenido suficientes progresos en la corrección de las mismas’’, situación en la que se encuentra desde junio de 2011. El principal reto de Bolivia, según el GAFI, es ‘‘continuar trabajando para mejorar el marco jurídico que permita identificar y congelar activos de terroristas’’.