Infolaft entrevistó a Alberto Diamond, superintendente de Bancos de Panamá, unos días antes de que el Ministerio de Hacienda de Colombia declarara al vecino país como un paraíso fiscal. En su momento el alto funcionario expresó que dicha declaratoria causaría ‘‘afectaciones importantes tanto en las empresas panameñas como en empresas colombianas; esas relaciones y esas inversiones sufrirían mucho y esa es la gran preocupación’’.

 

Infolaft:

Para los lectores de infolaft que no conocen mucho el sistema de prevención del blanqueo de capitales de Panamá, ¿cómo hacen ustedes esa supervisión?; es decir, ¿visitan a todas las entidades en un año?, ¿hacen inspecciones in situ?, ¿qué aspectos evalúan?

AD:

La Superbancos es la entidad que ejerce la regulación y supervisión de los bancos, y esto data de 1970 cuando se creó el centro bancario y se constituyó en ese entonces la Comisión Bancaria Nacional. Esta comisión evoluciona y en 1998 se convierte en superintendencia. Durante todo este tiempo se ha venido acumulando una experiencia de regulación y supervisión porque, obviamente, para supervisarlos tenemos que regularlos también.

En el año 2000 se aprobó la ley contra el blanqueo, se le impusieron ciertos requisitos a los bancos y desde ese entonces la superintendencia hace supervisión de cumplimiento. Hace cinco años iniciamos un proceso de transformación de nuestro enfoque de supervisión bancario hacia un enfoque basado en riesgos (EBR) y luego, en el año 2010 o principios de 2011, fortalecimos nuestra Dirección de Prevención de Operaciones Ilícitas, ya que antes no era ni siquiera una dirección. Tras crear la dirección asignamos a una persona encargada y a un equipo que hemos incrementado varias veces: tenemos alrededor de 25 o 30 personas que se suman al equipo de supervisión de los bancos.

Nuestra supervisión se divide en dos etapas: la etapa de supervisión in situ y la extra situ, por medio de las cuales hacemos seguimiento constante a todo lo que está pasando con los bancos. En la supervisión in situ el equipo especializado vela por el cumplimiento de los bancos en lo referente a los requisitos de toda la reglamentación que hay de blanqueo, porque no solo está la ley 42 del año 2000, sino también los acuerdos reglamentarios que desarrollan la ley. De este modo, vamos a los bancos con el equipo integral, ya que así lo exige el EBR, y tenemos en cuenta el riesgo de lavado como uno de los riesgos importantes.

 

Infolaft:

¿Cómo determinan el nivel de riesgo de cada banco?

AD:

El nivel de riesgo es general en la medida en que nosotros miramos cuatro aspectos del banco: en primer lugar, cómo gestiona el gobierno corporativo; en segundo lugar, cómo gestiona los riesgos de crédito, de mercado y operacional (en operacional hay una gran lista de riesgos, entre los que se encuentran el riesgo de lavado, el legal y el tecnológico, entre otros). Cuando vamos a los bancos ellos están obligados a tener un oficial de cumplimiento, manuales, una serie de requisitos de reportes: todo eso se inspecciona. Se revisan los expedientes porque los bancos, desde que inician la relación con el cliente, tienen que evidenciar todo el proceso de debida diligencia, por lo cual tienen que tener en su debido lugar un sistema de monitoreo de transacciones y alguien tiene que asegurarse de que el perfil transaccional del cliente se cumpla.

El tercer aspecto que tenemos en cuenta es la evaluación económico-financiera del banco, es decir, cuál es su condición financiera, cómo cumple con requisitos de liquidez y solvencia, cuál es la sanidad de la cartera, cuál es el rendimiento de sus activos, de su patrimonio. Todo esto se revisa exhaustivamente porque queremos que el banco sea rentable en el tiempo. Nuestra función es la protección del depositante y para protegerlo tenemos que asegurarnos de que tenga esos rendimientos.

La cuarta gran área es el cumplimiento con la normativa, con la ley y las normas reglamentarias de la ley. Todo esto se revisa en las inspecciones in situ.

 

Gráfico por infolaft

 

Infolaft:

¿Cuántas sanciones ha emitido la Superbancos contra entidades por problemas de cumplimiento en prevención del blanqueo y financiación del terrorismo?

AD:

Todos los años emitimos sanciones sobre los casos en los que vemos incumplimientos. Le voy a decir una cosa: los bancos se cuidan bastante y quiero añadirle el hecho de que el FMI, que como usted sabe hizo un informe en 2012 sobre las 40+9 recomendaciones del Gafi, un año antes (2011) hizo un informe sobre el cumplimiento de la Superbancos.

En cuanto a las sanciones los bancos se cuidan. Nosotros tenemos un proceso claramente establecido donde sancionamos a los bancos por diversas cosas, incluyendo el tema del incumplimiento con las normas de blanqueo, imponemos sanciones en ese sentido. No son muchas, pero las hemos puesto: hasta julio de 2014 llevamos 12 bancos sancionados en ese aspecto.

 

Infolaft:

Una de las observaciones que hace el informe del FMI es la falta de sanciones a funcionarios de entidades bancarias por incumplimientos en la prevención del blanqueo. ¿La Superbancos está adelantando o contempla adelantar sanciones a funcionarios y no a entidades como tal?

AD:

En verdad eso está dentro de las posibilidades. Lo que ocurre es que a veces también hay un tema de percepción: como en Estados Unidos, particularmente, las sanciones son tan onerosas hay una expectativa para que nosotros sancionemos a los bancos con millones de dólares. Eso no lo vemos así porque sería bajo la presunción de que aquí están cometiendo faltas graves, dado que hay una percepción que –repito- es equivocada acerca de que en Panamá fluye abiertamente el lavado de dinero y hay percepciones tan equivocadas como creer que alguien puede llegar a un banco con un maletín cargado con 500 mil dólares, hacer un depósito y el banco se lo acepta feliz y contento. Eso está equivocado.

Yo quisiera que ustedes vinieran a Panamá y empezaran por abrir una cuenta bancaria a ver cómo les va, hagan la prueba. Los bancos han sido bien estrictos y recuerden que una sanción pecuniaria puede ser el inicio, pero si el banco es reincidente y si tiene demasiadas fallas entiende claramente que puede perder su licencia, porque así como la Superbancos le otorga la licencia, también se la puede quitar si hay razones fundadas.

Lo que más le preocupa a los bancos es cuando entregamos el informe de una inspección in situ y si allí le ponemos cuatro o cinco comentarios de lo que nosotros tipificamos como incumplimiento, ese banco viene corriendo a darnos sustentación del por qué considera que no hubo incumplimientos, y si lo hubo viene a decirnos cómo lo va a subsanar. Si es un incumplimiento con la ley antiblanqueo yo le puedo imponer una sanción que es administrativa, pero ellos saben que además de eso una situación grave podría llevar al banco y a las personas a un proceso judicial.

Ellos no corren ese riesgo así nada más. Las percepciones, repito, están muy equivocadas: es como si se pensara que esto es un relajo tan grande que cualquiera viola la ley, hace lavado y a los bancos no les pasa nada porque el regulador es blando. Y el proceso es muy diferente: pregúntenle a los bancos.

 

Infolaft:

¿Específicamente están trabajando en sanciones a funcionarios o es algo que no han contemplado aún?

AD:

Nosotros sí lo contemplamos, siempre lo hemos contemplado. Hasta ahora, no obstante, la práctica ha sido sancionar al banco. Está dentro de las posibilidades y sí lo contemplamos.

 

Infolaft:

¿La Superbancos ya se está preparando para la próxima evaluación de Gafisud, ahora Gafilat?

AD:

Sí, claro. La primera preparación que tenemos que hacer es cerrar las brechas que tenemos y que han sido puntualizadas con el informe del FMI; esa es la mejor preparación que podemos hacer, puesto que, por ejemplo, es indispensable un nuevo marco jurídico porque hay que actualizar todo el marco jurídico antiblanqueo en Panamá. La primera recomendación que hace Gafi es que se haga un análisis nacional de riesgo de LA/FT y estamos trabajando con consultores en eso.

Sabemos que tenemos que fortalecer institucionalmente la UAF, que es pieza clave en todo esto, y en eso ya se ha estado trabajando desde antes. El Gobierno le ha incrementado los recursos a la UAF y se han hecho una serie de cambios de personal para fortalecerla antes de que sigamos adelante y antes de que se cambien algunas cosas, porque en esta reestructuración, cuando se haga la nueva ley, la UAF puede tener una estructura un poco diferente, alineada con otras cosas que son importantes.

 

Infolaft:

¿Se prevé algún tipo de ajuste o de fortalecimiento de personal de la Dirección de Análisis de Operaciones?

AD:

Sí. Desde el primer semestre hemos estado hablando con consultores porque lo que vamos a hacer es, en primer lugar, fortalecer la dirección con nuevo personal capacitado en el tema, ahí nos estamos enfocando en contar con gente bien calificada y sometida a un proceso de capacitación. En cuanto a este tema, quiero decirle que en nuestro personal hay gente certificada por Fiba.

En segundo lugar, estamos adquiriendo nuevas herramientas tecnológicas para el trabajo que realiza  nuestro equipo especializado en prevención de blanqueo. Tercero, estamos mirando los procesos y estamos contratando un consultor que nos va a hacer un diagnóstico de los procesos que llevamos a cabo en la dirección de operaciones ilícitas, y luego pretendemos replantear lo que haya que replantear.  Ese es un plan que está andando desde principios de año.

 

Infolaft:

¿La Superbancos prevé algún tipo de publicación respecto del blanqueo?

AD:

Aquí a nivel interno hemos hablado sobre varias cosas que tienen que ver con la comunicación, con mandar los mensajes correctos, no solo en la Superintendencia sino en el país de manera integral. Creemos que es importante que haya algún tipo de boletín informativo periódico que dé a conocer las distintas etapas de progreso que vamos obteniendo a través de los distintos procesos que llevamos a cabo.