Durante su posesión como Presidente de la República de Colombia el nuevo presidente, Iván Duque, pronunció un discurso en el que hizo un llamado a construir un gran pacto por Colombia que permita avanzar hacia el futuro en temas como el emprendimiento, la equidad, y la legalidad.

Cuando habló de este último asunto, Duque se refirió a algunos temas relevantes para la gestión del riesgo de LA/FT como la persecución de bienes ilícitos, la reinserción de la base guerrillera y la corrupción.

 

Persecución de bienes

 

En su exposición sobre el pacto por la legalidad, el presidente Iván Duque anunció que desplegará correctivos a los acuerdos de paz de La Habana para asegurar a las víctimas verdad, justicia proporcional, reparación y no repetición. En efecto, el nuevo mandatario señaló que “las víctimas deben contar con que habrá reparación moral, material y económica por parte de sus victimarios y que no serán agredidas por la impunidad” para luego afirmar que velará “por la sanción efectiva de quienes pretendan reincidir o burlarse de las víctimas ocultando armas o recursos necesarios para la reparación”.

Con estas afirmaciones Iván Duque le da forma a lo dicho durante su campaña según lo cuál buscaría fortalecer los mecanismos existentes con los que cuenta el Estado para arrebatar el patrimonio de origen ilícito.

En cuanto a la tratamiento a excombatientes, el presidente aseguró que su gobierno está abierto a la reinserción de la base guerrillera y que está “comprometido con buscar para esa base oportunidades productivas y velar por su protección”. Esto significa que es de esperarse que se mantengan las iniciativas y debates hasta ahora planteados sobre la materia, como la construcción de una base de datos o lista de desmovilizados y la solución de las dificultades para su inclusión financiera.

Para finalizar este acápite Duque enfatizó que “como comandante en jefe de las Fuerzas Armadas y en colaboración con las autoridades judiciales vamos a actuar en todo el territorio nacional para desarticular las redes de crimen organizado y llevarlas ante la Justicia, haciendo valer la premisa: El que la hace, la paga”.

Lea también: Superfinanciera publica guía para vincular excombatientes de las Farc

 

Guerra contra la corrupción

 

Con la frase “quiero invitarlos a que juntos construyamos la legalidad enfrentando la corrupción con todas nuestras fuerzas”, Iván Duque le declaró la guerra a la corrupción pública y privada y enunció algunos de los mecanismos que utilizará para ser efectivo en esta lucha.

En cuanto a la corrupción pública, Duque comentó que promoverá el empoderamiento de la ciudadanía para denunciar los corruptos para que así “ellos sepan que todos los estamos mirando y los vamos a señalar”, e informó que endurecerá las penas para los corruptos y que eliminará los privilegios de detención domiciliaria y reducción de penas por estos delitos.

En referencia a la corrupción privada, el presidente subrayó que “vamos a sancionar severamente a empresas, dueños y gestores que corrompan funcionarios, prohibiendo su contratación con el Estado, vamos a promover los pliegos tipo en todos los contratos de las entidades estatales, y vamos hacer imprescriptibles los delitos contra la administración pública”. Con esto queda dicho que la persecución al soborno empresarial con fines de cooptación pública se mantendrá.

Para finalizar, Duque hizo un anuncio de relevancia para la gestión de Personas Expuestas Políticamente que consiste en que obligará por constitución la publicación de la declaración de renta de todos los funcionarios.

Lea también: Habrá “extinción de dominio express” para corrupción: Iván Duque