En un comunicado a la opinión pública, el Gerente de la campaña “Santos Presidente 2010”, Santiago Rojas Arroyo, se refirió a las declaraciones dadas por Roberto Prieto en la entrevista exclusiva para BluRadio, en las cuales se habló del pago de afiches a la empresa Impressa Group por parte de la multinacional Odebrecht.

Rojas, actual director de la DIAN, afirmó en el documento, que en la campaña de 2010 el dinero de donaciones debía pasar “a un control por parte de un oficial de cumplimiento que verificaba que el donador no tuviera antecedentes y fuera una persona íntegra a la cual se le pudiera aceptar la donación”.

Argumento con el cual justifica que la gerencia de dicha campaña no conoció el ingreso del dinero de Odebrecht, pues este no paso por los procedimientos establecidos para la recaudación de fondos.

Según Rojas, el siguiente procedimiento fue el utilizado por la campaña “Santos Presidente 2010” para el control de las donaciones:

a. Se creó un Comité Financiero como única instancia de la campaña encargada de gestionar las posibles donaciones de particulares a la misma. El comité estaba presidido por el doctor Orlando Sardi y de éste también hacían parte los doctores Juan Claudio Morales, Sergio Uribe, Santiago Perdomo, Mauricio Botero (QEPD), Consuelo Caldas y Juan Manuel Prieto (QEPD). El entonces candidato no hacía parte de este Comité, como también era ajeno a las decisiones que se tomaran en el mismo.

b. Una vez el Comité gestionaba una posible donación éste debía presentarla en un formato preestablecido a la Gerencia de la Campaña y se surtía el siguiente procedimiento:

i. Se revisaba que los potenciales donantes fueran personas naturales colombianas.

ii. Toda donación debía ser realizada en un cheque de un banco colombiano, el cual se consignaría en la cuenta única nacional en Bogotá creada para tal efecto.

iii. Antes de consignar el respectivo cheque se solicitaba a la entidad bancaria emisora una certificación que comprobara que la cuenta de la cual se giraba el dinero correspondía a esa persona natural colombiana.

iv. En seguida, pasaba a un control por parte de un oficial de cumplimiento que verificaba que dicha persona natural no tuviera antecedentes y fuera una persona íntegra a la cual se le pudiera aceptar la donación.

v. Pasados estos filtros, el auditor de la campaña verificaba que se cumplieran todos los requisitos mencionados y se entregaba al tesorero de la campaña, doctor Gilberto Contreras, quien hacía el registro contable correspondiente.

vi. Finalmente, una firma auditora externa hacía una nueva revisión para verificar que todo estuviera acorde a las normas electorales vigentes.

c. La información de todas las donaciones recibidas bajo ese procedimiento fue totalmente informada al Consejo Nacional Electoral, junto con todos sus soportes.”

En el comunicado también afirmó que desconoce las circunstancias que rodearon esa transacción y que no participó en ninguna reunión de recolección de donaciones.