El exministro de Honduras y miembro de una reconocida familia del país, Yani Rosenthal, fue sentenciado en la Corte Federal de Manhattan (Nueva York) a tres años de cárcel tras declararse culpable, en el mes de julio pasado, de los cargos de lavado de activos que se le imputaban.

En la declaratoria de culpabilidad, Rosenthal admitió que, mientras fue el vicepresidente de una empresa empacadora de alimentos parte de la organización empresarial Grupo Continental, autorizó deliberadamente la compra de ganado a una organización dedicada al tráfico de drogas para luego exportarlo como carne a los Estados Unidos.

Durante el mes de octubre de 2015, Yani Rosenthal, en compañía de su padre el ex vicepresidente de la república de Honduras Jaime Rosenthal y su primo el exministro de inversiones del gobierno Yankel Rosenthal, fue acusado de participar de una red de lavado que blanqueó capitales provenientes del narcotráfico y la corrupción a través de cuentas bancarias en jurisdicciones estadounidenses.

Como parte de la sentencia, el condenado deberá pagar también una multa de USD 2.5 millones.