Un informe de la Dea explicó cómo con ayuda de autoridades europeas se logró desenmascarar los esquemas de tráfico de drogas y de lavado de dinero de la organización terrorista Hezbollah y sus vínculos con carteles de la droga en Latinoamérica.